Año 3- Edición 86 - 13-03-2017 ISSN 2422-7226

“Armas Silenciosas para guerras tranquilas”

ISSN 2422-7226

En oportunidad de la réplica de publicación atribuida a Noam Chomsky, nos sorprendió la aceptación de la misma entre nuestros lectores. Dato significativo que ratifica una preocupación colectiva por la formación de opinión pública. En el texto de Chomsky se deslizaba también la cita  de un documento titulado “Armas Silenciosas para Guerras Tranquilas” fechado de Mayo de 1979 y encontrado en Julio de 1986. En esta oportunidad detallamos los aspectos centrales del documento que desafía al lector en pensar en ejemplos locales, regionales y nacionales

(Año 2 / Edición Nro. 85/ 31 de Octubre de 2016 / Provincia de Santa Cruz)

El tema en cuestión es ¿hasta dónde pueden las sociedades humanas resistir hasta rendirse sin necesidad de una guerra?. El documento citado, advierte que “por seguridad, no figura la firma de la organización de donde proviene”. Sin embargo, en círculos especializados, hablan del Grupo de Bildergerg, un “club de reflexión” que reúne personas extremadamente poderosas del mundo de las finanzas, de la economía, de la política, de las fuerzas armadas y de los servicios secretos de EEUU.

El documento resulta de suma abstracción, pues remite a un lenguaje de los campos técnicos y ciencias puras, para luego ir trasladando las formulas y analogías prácticas con los comportamientos de los seres humanos. Identificamos de su lectura, como mínimo la fuerte impronta de la Energía, la Electricidad, la Economía, la Biologías y la Psicología.

El documento es pionero en un tipo de ingeniería social que busca respuestas automáticas de la sociedad producto de estímulos para obtener determinados efectos. La premisa es que quienes tienen el control de la una sociedad tienen que desarrollar la capacidad de disponer de la mayor cantidad de información posible. La información económica es especialmente necesaria para poder de manera oportuna y rápida predecir bajo qué condiciones una sociedad se rinde, es decir, “capítula”.

Reconoce en la Ciencia de la Naturaleza, los fundamentos en el estudio de las fuentes y control de la energía natural, en y la Economía en tanto Ciencia Social que pude predecir comportamientos.   Sostiene que energía y economía son compatible con la matemática en tanto también es definida como ciencia de la energía. Admite que la ciencia siempre tiene un beneficiario y acepta que una nación o una población determinada que no use su inteligencia “no sería mejor que animales que no tienen inteligencia”. En consecuencia el futuro orden mundial, la paz y la tranquilidad,  exige “llevar a cabo una guerra tranquila contra el público americano con un último objetivo de desplazar la energía social y natural (riqueza) de la masa indisciplinada e irresponsable hacia las manos de algunos suertudos auto disciplinados y responsables”.

Es necesario “crear, proteger y de utilizar nuevas armas  tan sutiles y sofisticados en su funcionamiento y apariencia pública que sean “silenciosas”. Los objetivos de la investigación científica deben estar orientados seguidamente hacia al establecimiento de una economía totalmente previsible, predecible y manipulable. Por ello, hay que controlar a las “clases inferiores” antes de que tengan una oportunidad de hacerse preguntas o cuestionamientos. Es necesario desintegrar la célula familiar de los inferiores “aumentándole la cantidad de preocupaciones”; su educación debe ser la más pobre, de manera que “la brecha de la ignorancia que aísla las clases inferiores de las clases superiores sea y permanezca incomprensible para las clases inferiores”

Las armas silenciosas disparan situaciones, en vez de balas; son propulsadas por el tratamiento de datos, en vez de reacción química, disparando en su origen bytes de informaciones a partir de una computadora en vez de un fusil. Es la manipulación de un programador de computadoras en vez de un franco-tirador de elite. No producen ruido de explosión evidente (las armas silenciosas), no causan daño físico o mentales aparentes, ni interfieren de manera evidente con la vida cotidiana social de cada uno. Produce sin embargo, un infaltable “ruido”, e interfiere de forma definitiva en la vida social cotidiana.

Las personas comunes, no pueden comprender esta arma, y entonces no pueden creer que en realidad está siendo atacado y sometido. Sólo puede sentir que algo no anda bien, pero no puede racionalizar o reflexionar elaboradamente; no puede pedir ayuda y no puede “asociarse para defenderse”. En consecuencia, las personas se ajustan, se adaptan a los problemas, y aprenden a tolerar sus repercusiones sobre sus vidas hasta que la presión (psicológica vía económica) se vuelve demasiado grande y se hunden. En consecuencia, el arma silenciosa es un tipo de arma biológica, pues ataca la vitalidad, las opciones y la movilidad de los individuos de una sociedad, ataca y  manipula  las fuentes de energía social y natural, así como sus fuerzas y debilidades físicas, mentales y emocionales.

El documento propone por ejemplo experimentar pruebas donde se pueden generar choques entre  economía y necesidades humanas. Cita ejemplos como los sectores de servicios críticos como el transporte terrestre, las comunicaciones, los servicios urbanos colectivos (energía, agua, recolección de basura, etc.), pueden generar impactos de comportamientos que generan climas sociales insospechados. Demuestra por ejemplo las relaciones entre precio de la gasolina y la probabilidad de que persona sufra de dolor de cabeza.

Mediante modelos económicos las personas pueden ser medidas acerca de cómo huyen de sus problemas y escapan de realidad, esto posible de programarlo en computadoras para predecir la más probable combinación de acontecimientos creados (choques) que llevaran a un control total y al sometimiento. La energía social es así canalizada a tal punto que las personas dejan en manos de ciertas élites el manejo de los grandes problemas.

La información para la dominación y lograr la derrota de una sociedad, es que esta debe ser consentida y legalmente obtenida. Una forma es conociendo la situación impositiva de las personas; existen miles de formas de obtener información personal que pueden ser procesadas informáticamente. Así, cuando un gobierno cualquiera es capaz de recaudar impuestos y/o de apropiarse de propiedad privada sin justa compensación, se está ante una sociedad madura para rendirse y consentir su condición de esclavitud y a su sometimiento legal. Otro indicador indiscutible es el número de ciudadanos que pagan impuestos sin recibir un servicio reciproco u honesto por parte de un gobierno.

Para ganar el control de los públicos, es necesario mantenerlo ignorante, siempre expuestos a situaciones confusas, desorganizados, distraídos, para ello se debe: descompremeter sus mentes y espíritus; sabotear sus actividades mentales; proveer programas educativos de baja calidad en matemáticas, lógica, diseño de sistema y economía; hay que desmotivar su creatividad.

En segundo lugar se debe buscar comprometer sus emociones, por ejemplo: aumentando su egocentrismo y su gusto por las actividades emocionales y físicas (- multiplicando sus confrontaciones y ataques emocionales (violación mental y emocional) por medio de un estanque constante de violencia, de guerra, de sexo en los medios de comunicación social – en particular la TV y los periódicos); en tercer término hay que darle lo que desean en exceso y privándole de lo que realmente necesitan; en cuarto lugar es necesario rescribir la historia y la ley; para ello es necesario someter al público a distracciones, de forma que pueda ocuparse solamente de situaciones fabricadas.

En consecuencia: la diversión debe ser protagonizada por los medios de comunicación, desviándolos de los problemas sociales colectivos; la enseñanza debe mantener a las personas ignorantes de las verdaderas matemáticas, economía, ley e historia. El público debe mantenerse entretenido siempre en un nivel de los primeros años de primaria, y el trabajo es que se esté ocupado “sin tiempo para pensar…. Que siempre vuelva a la granja con los demás animales”.

“Dadme el control sobre la moneda de una nación, y no tendré por que preocuparme de aquellos que hacen sus leyes.” Mayer Amshel Rothschild (1743-1812)

En este modelo, las políticas sociales de asistencia son un crédito para la gente no productiva “para dar a la gente no-productiva un techo encima de sus cabezas y alimentos para sus estómagos”; mientras que aquellos que “están atados a la droga económica deben ir hacia la elite para tener una dosis”. En este enfoque el político se vuelve popular, el gobierno puede producir inflación, generar falsos espejismos de progreso a la vez que crea la falta de confianza en uno mismo. Por ello, el político es importante, pues son las estrellas mediáticas encargadas de justificar “los actos y de guardar su responsabilidad de la sangre lejos de la conciencia del público”.

Cuando la rendición está cerca, hay dos posibles escenarios:  Dejar al pueblo matarse entre sí en la guerra, lo que tendría como único resultado la destrucción total de la vida sobre la tierra; Tomar el control del mundo por medio de la utilización de “armas silenciosas” económicas, bajo la forma de una “guerra tranquila”. Entre esclavitud y genocidio; esta última resulta ser la más segura. Los seres humanos se podrán ocupar en aprender  porqué no han sido capaces de evitar la guerra. Esto será dejado a algunos que quieren realmente pensar y sobrevivir como los más aptos para sobrevivir, y resolver los problemas por ellos mismos que son los realmente conscientes.

 

Fuente: http//www. .bibliotecapeyades.net/search.htm. (Consulta 2016)

(Editado por Observador Central)

Download PDF
Año 3- Edición 86 - 13-03-2017

No hay comentarios

Agregar comentario