Año - Edición - ISSN 2422-7226

“En la provincia de Santa Cruz nace una solución ambiental para los neumáticos mineros en desuso”

ISSN 2422-7226

(Año 2 / Edición Nro. 70 / 09 de noviembre de 2015 / Puerto Deseado).

La industria en general y la minería, en particular, son generadoras de distintos tipos de residuos. Uno de ellos, y al que nos referiremos en la presente edición, son los neumáticos de equipos mineros que han cumplido su ciclo de vida útil, el cual debe estimarse, que su tiempo no va mas allá de las 600 horas de uso; es decir, se reemplazan en un promedio mensual que no alcanza los treinta días.

Estos neumáticos a los que hacemos referencia son de grandes dimensiones; para diagramarlo en nuestro imaginario, debemos tener en cuenta que una unidad de estos equivalen a 100 neumáticos de camioneta. Es decir, que  estamos hablando de un residuo que ocupa grandes espacios cuando es depositado sin ningún tipo de tratamiento en un basural o debajo de la tierra. Asimismo, cabe aclarar que la naturaleza necesita trabajar 600 años para su degradación.

En Puerto Deseado, en la Provincia de Santa Cruz, un emprendedor local, propietario de la firma ECONCEPT SRL encontró la manera de dar solución ambiental a este tipo de pasivos  a partir de la futura y próxima instalación de una planta, que será puesta en funcionamiento en el predio de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos, en la cual se romperán por desgarro y triturarán estos gigantescos neumáticos en desuso.

Este proceso generará subproductos que podrán ser reutilizados para otros procesos o fines industriales; por ejemplo, generando materias primas para la producción de combustibles alternativos que tendrán como finalidad la alimentación de grandes hornos industriales.

La generación de estas pilas de caucho, significará la reducción de un 25% en el volumen que ocupan estos neumáticos en el medio físico, lo que sin lugar a dudas, significa un gran aporte para el cuidado del medio ambiente. Es decir, que de cuatro camiones que pudieran transportar “X” unidades de estos neumáticos, y si pensáramos ahora en cortarlos y triturar a todos ellos, se necesitaría solo un camión para transportar el resultado convertido en pilas de caucho.

 

La necesidad de un Estado activo y promotor…

Debemos considerar que no sólo la industria minera es generadora de este tipo de pasivos derivados de la utilización de productos que contienen caucho, también lo son la industria petrolera, los servicios de transporte de carga, pero también los usuarios de automóviles urbanos.

Atento a esta realidad, no se visualiza en Santa Cruz una gestión gubernamental ambiental que considere e incorpore en su agenda al tratamiento de este tipo de residuos como un gran pasivo ambiental. El tratamiento de este tema, en la actualidad, está sujeto a la voluntad y decisión de las grandes industrias instaladas en el territorio de darle un tratamiento o una disposición final a estos neumáticos en desuso, sin formar parte de la agenda de control de la autoridad de aplicación ambiental.

En lo que respecta a la comunidad de Puerto Deseado, restará a las nuevas autoridades legislativas y ejecutivas municipales próximas en asumir, diagramar una agenda ambiental que considere e incorpore a este proyecto, el cual deberá ser evaluado y puesto a discusión por su contribución al medio ambiente más que por sus potenciales impactos económicos, si bien este será sin dudas generador de nuevos puestos de empleos y usuario de servicios de soporte logístico, entre otros.

De este modo, estará aguardar las muestras de acompañamiento por parte de las autoridades locales, siendo el desafío inmediato para este proyecto disponer de la autorización legal definitiva para el emplazamiento de esta planta.

Por el Equipo Editor de Observador Central.

Download PDF
Año - Edición -

No hay comentarios

Agregar comentario