Año - Edición - ISSN 2422-7226

“Un tema pendiente de resolver: La tenencia irresponsable de mascotas”

ISSN 2422-7226

(Año 2 / Edición Nro. 83 / 10 de mayo de 2016 / Puerto Deseado)

Puerto Deseado continúa sin poder encontrar una solución definitiva frente a la problemática de superpoblación de canes y basta con hacer un recorrido por la ciudad para comprobar  esto.

No es suficiente para abordar este problema con las acciones actuales llevadas adelante por el Municipio, las Organizaciones como APROC y otras voluntades de ciudadanos comprometidos con los animales ya que con solo esto no alcanza para actuar con las medidas justas para evitar el crecimiento aritmético de la población de  perros.

Cuando hablamos de voluntades nos referimos a las que tienen todas aquellas personas e instituciones con buenas intenciones y que respetan el derecho a la vida de cualquier ser viviente de este planeta buscando recursos para poder alimentarlos y un hogar, gestionando y difundiendo que la tenencia responsable es la base de una solución de un problema que  ya se presenta como generalizado en la Provincia de Santa Cruz.

El bajo nivel de concientización sobre la tenencia de mascotas que se presenta en la ciudadanía y la falta de un programa sostenido de esterilizaciones de perros y gatos, conforman la combinación perfecta para que este problema continúe acrecentándose y generando un grave problema de salud pública y ambiental.

Las imágenes de las consecuencias que se están generando por el crecimiento en la población canina particularmente, se puede observar sobre todo en los barrios donde se conglomeran familias numerosas y en donde en muchos casos existe un promedio de más de dos perros por vivienda.

La situación es mucho más compleja, debido a que muchos de estos perros callejeros, buscan alimento en las bolsas que los vecinos depositan en precarios cestos de basura, en contenedores que por estos días rebasan de desperdicios, generándose focos infecciosos que ponen en riesgo a la salud pública.

Una población “responsable” y “consciente” de las consecuencias que se derivan de este tipo de problemáticas es aquella que tiene en cuenta que si un perro no está vacunado y si está en contacto directo con personas, especialmente con niños, pueden provocar enfermedades tales como la parasitosis (Oxiuros y áscaris entre los más frecuentes) que deviene en picazón, cólicos, diarreas, trastornos del sueño.

Si bien la sarna no se transmite al ser humano, por la calidad de vida de los animales, resulta inhumano dejarlo vivir con esa enfermedad.

En relación a este tema y con motivo de garantizar la salud pública de los habitantes de Puerto Deseado, el Municipio próximamente impulsará un programa de castraciones gratuitas; y se destaca que se está fortaleciendo, en número de inspectores y en capacitación, un cuerpo de inspectores municipales con funciones para actuar tomando denuncias y multando.

En diálogo con el Médico Veterinario Jorge Saborido, nos comenta se está trabajando desde el Colegio de Veterinarios en la elaboración de un marco procedimental para poder concretar la carrera de Auxiliar Veterinario, del cual se espera que una vez finalizado este trabajo el Consejo Provincial de Educación apruebe la misma.

El Estado es el garante del derecho que tenemos los habitantes de gozar de un ambiente saludable pero somos nosotros, los ciudadanos, los que debemos aprender a convivir con el otro sobre la base de las premisas de la “solidaridad” y la “responsabilidad”.

Por Andrea Martínez

Download PDF
Año - Edición -

1 Respuesta

  1. Si el estado no aborda el tema de las castraciones gratuitas y masivas proactivamente, además de la educación de los ciudadanos no se avanzará casi nada.

Agregar comentario