Año 5 - Edición semanal - ISSN 2422-7226

Presupuesto Público de Puerto Deseado 2015 (Parte 3 – La estrategia política)

ISSN 2422-7226

En ediciones anteriores hemos deconstruido en detalle el planeamiento presupuestario 2015 del Intendente Luis Ampuero. A la vez hemos advertido a nuestros lectores que cualquier presupuesto municipal, insinúa un concepto de gestión política e institucional, así como también un sistema de relaciones priorizadas y de desarrollo local que subyace en la cabeza del Intendente de turno. En esta oportunidad, nos detendremos en desglosar la estrategia política que podrán ver los ciudadanos de Puerto Deseado este año 2015 a partir de conocer cuáles son las prioridades en materia de Desarrollo Local para nuestro intendente. De la misma manera, los potenciales beneficiarios de las partidas presupuestarias podrán, a partir de esta nota, disponer anticipadamente de información calificada acerca de los recursos que están asignados para ellos y de los que pueden disponer de manera transparente y asegurada, sin exponerse a negociaciones para llegar al mismo objetivo. Los números hablan por sí solos, y aquí se los mostramos de manera transparente.

 

(Año 1 /Edición Nro. 27 /05 de Enero 2015/ Puerto Deseado) En los últimos años mucho se ha hablado en la gestión de Luis Ampuero de la necesidad de planificar el desarrollo estratégico de la comunidad. De hecho, se ha impulsado una serie de jornadas denominadas “Puerto Deseado 2020” y en relación a ello se ha comprometido desde su gestión a utilizar esta herramienta como principal insumo para planificar sus políticas públicas. Cualquier teoría del desarrollo indicaría que cuando se habla de desarrollo local, es porque existe un proyecto y que hay objetivos a lograr; entre ellos, alcanzar acumulación de riqueza local, y evitar redistribuirla negativamente para luego no producir nada.
Varios son los interrogantes que se presentan al momento de hacer la lectura “fina” de los números de los presupuestos públicos; en definitiva, es a partir de ellos que los ciudadanos pueden observar cuales son las prioridades políticas, económicas y sociales, que serán financiadas con los recursos que aportamos todos los ciudadanos como “contribuyentes” del Estado.
Desde OBSERVADOR CENTRAL hemos analizado los números de este Presupuesto para mostrar el concepto de desarrollo local que orienta las políticas municipales en lo social, en lo cultural, en lo económico y en la calidad institucional. A continuación presentamos un primer cuadro de síntesis de los $ 244.160.760 que financiará el gasto del Estado discriminando por fuentes financiamiento (cuadro 1) y seguidamente presentamos la forma en que se distribuirá el gasto (cuadro 2).

INGRESOS CORRIENTES:

$ 225.561800,00

DE JURISDICCION MUNICIPAL:

$ 24.061.800,00

Tasas municipales $ 14.111.800,00
Otros ingresos de Jurisdicción municipal $  9.950.000,00
DE JURISDICCION PROVINCIAL: $ 193.500.00,00
Coparticipación federal $ 32.000.000,00
Coparticipación provincial $ 52.000.000,00
Regalías de Gas y Petróleo $ 9.500.000,00
Aportes no reintegrables $ 100.000.000,00
Fondo de Terceros (eventuales) $ 8.000.000,00
INGRESOS DE CAPITAL

$ 18.598.960,00

Venta de tierras (Rentas General) $ 8.298.960,00
Venta de terrenos $ 7.000.000,00
Fondo de reequipamiento $ 2.500.000,00
Bienes de rezago $ 800.000,00

TOTAL DE INGRESOS DEL PRESUPUESTO 2015

$ 244.160.760,00

Fuente: Expdte N. 11677 Poder Ejecutivo Municipal

 

La “teta” de redistribución negativa del Estado Provincial y la gestión de recursos propios
Como hicimos mención en la edición anterior, el 79,25% de los ingresos monetarios con que se financia el presupuesto proviene de lo que se denomina “Recursos de Jurisdicción Provincial”; es decir, el dinero que proviene de los fondos que envía la Nación en concepto de coparticipación a las provincias y que luego éstas trasladan a sus municipios, así como también de los recursos que genera la misma y que luego transfiere, como por ejemplo, las regalías por petróleo y gas, entre otros. De este modo, sólo alrededor del 10% de lo que ingresa a la municipalidad de Puerto Deseado es producto del esfuerzo fiscal de los contribuyentes y de otros conceptos que recauda el mismo por esfuerzo propio: como por ejemplo, por el cobro de multas. Esto refleja que el mecanismo que tiene este Municipio para la obtención de recursos económicos, hasta el momento, es lo que en la jerga técnica se denomina transferencias “discrecionales”; debido a que estas no están reglamentadas por legislación siendo un mecanismo de premios y castigos. En el presupuesto se encuentra nominado como “aportes no reintegrables” o “aportes para déficit”

 

EROGACIONES CORRIENTES:

$ 203.730.860,00

FUNCIONAMIENTO: $ 189.881.060,00
TRANSFERENCIAS CORRIENTES $ 13.834.800,00
INTERESES/GASTOS DE   DEUDA $ 15.000,00
TOTAL EROGACIONES DE CAPITAL

$ 40.429.900

INVERSION FISICA $ 31.229.900,00

 

AMORTIZACION DE LA DEUDA $ 9.200.000,00

 

TOTAL DE EGRESOS

$ 244.160.760,00

Fuente: Expdte N. 11677 Poder Ejecutivo Municipal

 

Dependencia financiera y política de un Estado Municipal
Dadas así las cosas, queda reflejado que el planeamiento del Municipio se encuentra preso de la discrecionalidad del Gobernador de turno y de la capacidad para revertir este esquema de juego por parte de la Intendencia Municipal. Por ejemplo, la Municipalidad proyecta este aporte en función del ejercicio anterior, pero siempre se posee la incertidumbre acerca de la concreción de las metas establecidas. Es, por esta razón, que se hace referencia en la jerga como “aportes discrecionales”. De este modo, ante esta correa de prisionero, cualquier Estado Municipal debería buscar eficiencia en la recaudación fiscal y no fiscal para la luego distribuir en el marco de la legislación los ingresos que les corresponde a los Municipios.
Hablamos de voluntad política del Estado Santacruceño, ya que de los $193.500 millones de “Ingresos de Jurisdicción Provincial” (es decir, que son transferidos por el gobierno de la provincia), $100 millones corresponden al ítem “Aportes no Reintegrables” o “Aportes para Municipios”, los cuales representan el 40,96% del total del presupuesto público de Puerto Deseado.
Es decir, que si Luis Ampuero hace enojar al Gobernador Daniel Peralta, difícil sería la gestión del Intendente al perder una importante masa de ingresos. Podemos interpretar que este es un mecanismo muy bien pensado para subordinar a las intendencias a los intereses de la “Rosada Provincial”. En los Considerandos de la Ordenanza que aprueba el Presupuesto el Poder Ejecutivo Municipal, se expresa abiertamente esta situación mencionando lo siguiente: “Que se puede apreciar con precisión ajustada a la realidad de acuerdo a lo expresado en los puntos 1 y 2 del considerando anterior, que sin los aportes “no reintegrables” es prácticamente imposible hacer frente a los gastos de funcionamiento de nuestro Municipio. De este modo, este esquema de distribución provincial, genera consecuencias negativas al momento de planificar, ya que nunca se sabe o se conoce a ciencia cierta si el Municipio efectivamente dispondrá de esos recursos o no.

 

Experiencias comparadas que debemos poner en discusión local
Amén de esta situación, que además es común a todos los Municipios santacruceños, algunos han encontrado hace varias décadas o en años recientes, mecanismos alternativos de recaudación propia para no depender exclusivamente de los recursos que envía la provincia. Un ejemplo de ellos es Pico Truncado, quien a través de brindar servicios públicos propios como telefonía, internet y luz, recibe una importante fuente de ingresos. Puerto Deseado, en el año 2011, tuvo la posibilidad de hacerse de recursos extraordinarios, y fue a través de la firma del “Acuerdo Social Minero”, en donde se previa un aporte voluntario por la operadora de Cerro Moro de $ 4 millones anuales con la posibilidad de incremento, para el financiamiento de programas que tuvieran que ver con el acceso a la educación de los vecinos de Puerto Deseado e inversiones para el apoyo y mejoramiento del sistema productivo local. Sin embargo, esto quedó sin reglamentar al menos hasta el presente.

 

El gasto del Presupuesto en la Gestión de Luis Ampuero

Empleados municipales

Como ya hemos mencionado el 77,77% del presupuesto está destinado a financiar los gastos de funcionamiento del Municipio, entre ellos y el más grueso corresponde al pago de los sueldos de los empleados municipales. El resto se destina a financiar la agenda de gobierno y la atención de los servicios de la administración pública provincial, tales como el mantenimiento de infraestructuras escolares, comedores, entre otros.

 

Políticas sociales

En relación a la política social, podemos mencionar que existe una fuerte impronta en la generación de empleos por fuera del régimen municipal; lo que el municipio local, por ejemplo, ha llamado “Programa de Empleo Joven” cuya meta, según los fundamentos del ejecutivo, es formar jóvenes para el mundo de trabajo.

Del balance de gestión de este programa, la realidad ha indicado que este tipo de empleos generado desde lo público ha llegado para quedarse; donde un gran porcentaje de estos jóvenes, a futuro, terminan convirtiéndose en empleados municipales. Para tal fin se le han asignado una partida de $1,2 millones, denominada “Acción Social Ayudas Compensables con Tareas”.

 

Más subsidios

Por otro lado, el presupuesto menciona una partida en relación a los ingresos cuyo origen es el Estado Provincial bajo la denominación “Fondo de terceros (Eventuales)”, por $8 millones; en esta, se contempla el pago de subsidios a ciertos sindicatos para ayudar a los desocupados del sector, así como también ingresan aquí los montos para el pago del “Fondo compensador de los empleados portuarios”, los cuales perciben ingresos durante el periodo de inactividad del puerto (el cual se compone por las retenciones efectuadas a los trabajadores durante la campaña, lo que aportan las empresas de estibajes y el Estado Provincial). Por ejemplo, hasta en el 2014, con este “Fondo de Terceros” se pagaban los subsidios a los trabajadores de la Ex Expropiada Vieira.
Con este mismo fondo, se apoyará a entidades no gubernamentales para la realización de eventos populares, aportes para que clubes puedan financiar su agenda deportiva, donaciones a iglesias, etc. Cabe destacar, que este gobierno ha contribuido al desarrollo de las iglesias evangélicas en la Comunidad, ya que el Intendente es profeso de esa religión lo que lo hace legítimamente correcto, y políticamente clientelista. Asimismo, de esta partida de $8 millones se destinan una parte al pago de ayudas sociales no reintegrables, es decir, a supuestas personas en situación de vulnerabilidad social.

 

Emprendedores, cultura e infraestructura

En relación a la política de desarrollo económico, no se observa la partida que se le asignará como aporte del Municipio para el financiamiento del funcionamiento de la Agencia de Desarrollo; por otro lado, no se visualizan programas de créditos municipales de apoyo a emprendedores (en el presupuesto se visualiza una partida denominada “Capacitaciones a la Comunidad” por $ 10.000). Hasta el momento, estas acciones de apoyo en lo económico a emprendedores se han financiado como acción “discrecional” del Intendente hacia sus emprendedores favoritos, entre ellos, un restaurant.
Quizás, en relación al apoyo que se destinará a los emprendedores, el Municipio puede excusarse públicamente y mencionar que destinará parte de la partida en el ítem “Acción Social al sector Privado” ($ 2 millones); en donde cabe aclarar que con la misma se financian “ayudas sociales NO REINTEGRABLES a personas”, a empresas y cooperativas de trabajo. El lector en esto sacara sus propias conclusiones.
Asimismo, se contempla un Plan de Obras Municipales por $ 13.215.000; se trata de obras básicas, como por ejemplo enripiados, bacheos, construcción de veredas, mantenimiento de instalaciones culturales y deportivas, y el servicio de alumbrado, barrido y limpieza, entre otras obras menores.
Por otro lado, se contemplan partidas en la denominadas “Cuentas Especiales” para la terminación e inicio de nuevas obras públicas, a ser financiadas con recursos del Estado Nacional y Provincial, pero independientemente de los números proyectados para la realización de dichas obras, estas pueden o no concretarse; de esto dependerá la voluntad de Ministros Nacionales y de la intención del Gobernador Peralta en continuar apoyando la gestión comunal. En esta “Cuentas Especiales”, se encuentra proyectada la red cloacal del Barrio 005 y Quinta Cadario, terminación de planes de viviendas e inicio de nuevos, 30 cuadras de pavimento, entre otras.
En cuanto al área de Turismo, cabe mencionar que se le ha destinado una partida de $600.000 para la implementación de los programas de su área, entre ellas la promoción turística.
En relación a lo cultural, se prevé una partida a ser destinada a “Investigación y Conservación del Museo Arqueológico” por $50.000. Se podría afirmar que esta es muy pobre, entendiendo la importancia que tiene la recuperación de piezas de la corbeta Swift y la necesidad de acciones de preservación que una vez rescatado requiere este material; así como también, del aporte que este tipo de tareas genera en cuanto al conocimiento científico. Por otra parte, cabe destacar que la Subsecretaria de Cultura cuenta con un presupuesto anual de $850 mil para la realización de su agenda de gestión cultural. Esta área tiene a cargo las siguientes Direcciones: Biblioteca, Museo Mario Brozosky, Archivo Histórico Municipal, como así también coordina diversos talleres culturales (por ejemplo pintura, danzas folclóricas, tango, teatro, bordado chino, guitarra, entre otros)

 

Lo político institucional

En relación a lo político – institucional, observamos que existe una partida de $1.200.000 anuales (“Honorarios y Retribuciones a Terceros”); aquí podremos imaginar que esta no sólo estará destinada a pagar asesores legales o veterinarios, sino para resolver el déficit en el volumen de generación de programas para el mejoramiento y desarrollo del entorno urbano si es que queremos dar nuestro “voto de confianza”; ya que esta se ha pensado para ello, siendo mayor a lo que se destina para la promoción del deporte y la cultura, por ejemplo desde los programas y proyectos coordinados e implementados por el Municipio.

Comunicación político-institucional v/s capacitación continua

Se ha destinado $710.000 al financiamiento de la “Comunicación político – institucional”, además de lo que se consigna a la formación y capacitación continua de los agentes municipales, para lo cual se estima gastar en este último sub rubro $22.000.

 

El medio ambiente urbano

En lo ambiental, existe una cuenta pendiente en relación a la erradicación del Basural a cielo abierto; en relación a esto, se vuelve a mencionar la partida de $5 millones que se destinaban para tal fin, lo cual evidencia que desde el 2011 esos fondos no se han ejecutado y que tampoco se han gestionado nuevos recursos para este programa municipal de saneamiento ambiental.

Algunas reflexiones y preguntas para el Intendente Ampuero

Existen muchas variantes técnicas para planificar y analizar un presupuesto municipal. Por nuestra parte hemos focalizado en contrastar de manera simple y sencilla las declaraciones y documentos que denotan el concepto de desarrollo local del Intendente y su equipo de gestión y los datos de presupuesto 2015.

Como premisa final diremos que todo planeamiento municipal en el desarrollo local y que se derive en la mejora de la calidad de vida de la gente debe responder a las siguientes tres preguntas: ¿El presupuesto denota inversión social con inclusión universal o está focalizada en grupos de interés especial para el poder político?; desde el punto de vista económico ¿Contempla recursos que permitirán relacionarse de manera activa y sostenida con el sector privado a efectos de producir recursos económicos de capital para potenciar la gestión municipal? ¿El presupuesto se limita a administrar una parte de la gestión municipal de manera proactiva o está sometido a poderes políticos provinciales y nacionales sin mayor inversión en gestión política institucional?

Del Intendente Ampuero se escucha que es “un buen administrador” y también se escuchó decir de su propia boca que montaría un Plan de Desarrollo Estratégico y una Agencia de Desarrollo local. Si mal no recordamos, ambas estructuras no existen en la inversión del presupuesto. Seguramente habrá una respuesta política para semejante borrón de administración y omisión de gestión.

Todo indicaría que estamos ante un plan de gobierno limitado en su alcances y nos queda en claro que falta pensar en la obtención de recursos propios, en un nuevo esquema, repensar y llevar adelante la discusión con apoyo de los Diputados por Pueblo de un nuevo régimen de coparticipación y hacer un “mea culpa” acerca de la actual estructura de operarios municipales. Por último, falta pensar en cómo capturar parte de la renta pesquera y portuaria, en una ciudad que posee un perfil de desarrollo basado en estas dos industrias, para que a partir de ella se pueda planificar con recursos propios una ciudad con desarrollo “inclusivo”.

 

Por BLANCA MONTES para Observador Central

Download PDF
Año - Edición -

No hay comentarios

Agregar comentario