Año 3- Edición 86 - 13-03-2017 ISSN 2422-7226

“No quiero morirme sin caminar por Puerto Argentino con mi DNI en la mano”

ISSN 2422-7226
Armando Carballo, ex combatiente
Santacruceño por elección y adopción, hace más de 34 años que vive en Santa Cruz. Eligio Puerto Deseado para vivir. De joven  inicia la carrera militar y logra ser infante de marina. Parte de la historia y  de la recuperación de Malvinas, etapa en su vida que lo marco muchísimo cuenta que el dolor de haber perdido la batalla le llevó un proceso de 7 años de duelo. Con el tiempo puede afirmar que Malvinas ha sido una bisagra no sólo en nuestra historia contemporánea sino que hoy es causa nacional latinoamericana.  Luego de Malvinas hay como un quiebre en su vida, debido a que no tiene más expectativas profesionales en su vida militar, solicitando la baja. Comienza otra etapa y la llegada de la democracia, en 1984 lo convocan para conformar la Dirección Provincial de Telecomunicaciones convirtiéndose en  director operativo de toda la provincia.

¿Cómo fue tu experiencia en Malvinas?

Mi participación en la recuperación de nuestras islas Malvinas fue en el año 1982 integrando la fuerza de desembarco el 2 de abril. Mi unidad era el batallón de vehículos anfibios de infantería marina y mi lugar en el vehículo comando fue mantener y operar todo el sistema de comunicación de las fuerzas de desembarco que tuvo como misión recuperar el territorio de las islas Malvinas. Como infante de marina integrábamos la operación anfibia que hoy se analiza y estudia en todas las escuelas de guerra del mundo, una nueva versión de un desembarco anfibio. Poseíamos ese batallón unidades de desembarco que eran los vehículos anfibios fabricados por EEUU, es decir la misma tecnología que los estadounidenses.

Actualmente estás integrando una comisión de Veteranos de Malvinas en Puerto Deseado, ¿podrías comentarnos cual es el objetivo de la comisión en relación a la comunidad?

A nivel provincial poseemos una comisión del veterano de guerra que está establecida por ley en la provincia de Santa Cruz. Es un ente gubernamental de cuerpo colegiado el cual está integrado por funcionarios del Ministerio de Asuntos Sociales, el Ministerio de Gobierno, un diputado que lo elige el cuerpo y 3 veteranos de guerra que los nomina el congreso provincial de veteranos de guerra. La presidencia es ostentada por el funcionario del Ministerio de Gobierno, en este caso la subsecretaria de Gobierno, cuyo objetivo es implementar políticas de Estado para los veteranos y la causa de Malvinas.

En Puerto Deseado, Carballo integra un centro de veteranos de guerra, una ONG, que se encuentra en varios lugares de la provincia de Santa Cruz. Es el Vicepresidente de esta institución que se llama «Gaucho Antonio Rivero»,  fundada en el año 1995,y lleva este nombre en homenaje a este gaucho que le dio grandes dolores de cabeza a los ingleses, que junto con otros patriotas originarios, iniciaron  un alzamiento en Malvinas, allá por 1833.  “Dice la historia que este gaucho entrerriano habría participado de la batalla de Vuelta de Obligado. Es decir los ingleses no lo encontraron culpable y los historiadores no le han dado aún el justo lugar de reconocimiento, por ello nosotros le hemos puesto ese nombre a la Comisión” cuenta con emoción el ex combatiente.

¿Porqué se crea este centro?

Nuestro centro, como casi todos el país, se crean con la intención de compartir experiencias de lo que fue Malvinas nosotros le llamamos llorar juntos, veníamos de una derrota, perdimos una batalla. Cuando fuimos, fuimos con todos los honores a participar de esta recuperación a la vuelta fue distinto, fue un camino cerrado de ocultamiento y así tuvieron que pasar 8 años y 9 meses de abandono del estado nacional. Poseíamos el índice de desocupación más alta, en una sociedad donde el hombre es el que provee, para la familia que debe contar con un trabajo para dignificarse, necesitábamos cubrir cuestiones básicas como vivienda, salud, trabajo, y además entre los que compartimos la trinchera podíamos hablar de estas cosas con un camarada que nadie más los entiende, en nuestras casas tampoco se podía hablar de esto, no teníamos contención del estado ni de nuestras familias. Es así que logramos conformar este tipo de organización y así sucedió en todo le país. Con un objetivo muy fuerte MANTENER LA CAUSA DE MALVINAS y hacer conocer a la sociedad la consecuencia de esta batalla. Nos fijamos como desafío  transmitir a las nuevas generaciones esta gran gesta nacional y luchar contra este PROCESO DESMALVINIZADOR cuyo objetivo era borrar de la conciencia del pueblo argentino que había existido una causa nacional.

¿Cómo analizas este tiempo transcurrido y tu accionar en la comunidad?

Pasó el tiempo y hemos logrado muchas cosas a nivel nacional desde nuestra participación adherida a la Federación Nacional. No existe hoy en la Argentina un pueblo que no tenga una calle o un monumento que haga alusión a los caídos y a la gesta de Malvinas. El 2 de abril está instituido y legitimado como feriado nacional, hay muchísima legislación que tiene que ver con el mejoramiento de la calidad de vida del veterano de guerra y se ha avanzado mucho en  políticas de Estado y en mantener viva la causa Malvinas en la conciencia colectiva,  en las acciones y agenda de gobierno y  en volver a recuperar y reclamar la soberanía de nuestras islas según el mandato constitucional. Este es el mandato que tenemos, además de mantener la memoria que tiene que ver con nuestros caídos en batalla, debemos  ilustrar a los jóvenes e incorporar en los  establecimientos educativos sobre los derechos jurídicos, históricos y geográficos de Argentina, contar la historia desde lo que nos ha tocado participar en este proceso y desde el aspecto social sentimos. Integrando la federación nacional hemos participado en actos solidarios en las grandes inundaciones que ha habido en nuestro país, en causas solidarias integrando los cascos blancos.

¿Y a nivel local?

Estamos evaluando como aportamos a la comunidad. Hoy contamos con un edificio propio que el gobierno ha propiciado, el cual constituye un lugar para la comunidad y para las instituciones. Estamos trabajando en que cada veterano de la comisión presente un proyecto para contribuir con la comunidad de Puerto Deseado relacionado al deporte, cultura, aspecto social y productivo de la comunidad. Nosotros como integrantes de la sociedad debemos velar por el espíritu propiciar nuestra soberanía intelectual, económica, cultural y de nuestros recursos, no solamente tiene que ver con la soberanía de las islas Malvinas. Nosotros luchamos por tener la primer soberanía «la soberanía intelectual» de los argentinos de nos consideremos orgullosos de ser argentinos.

Cuando se habla de la federación a  nivel nacional ¿se podrá nombrar proyectos por los cuales se esté trabajando actualmente?

La Federación Nacional de Veteranos de Guerra de la República Argentina, está constituida por centros como el  nuestro ha quedado subsumida en otras federaciones, con la particularidad que es representativa de todo el país porque la integran todas las provincias y ha sido la precursora de todo el cumulo de legislación que existe en el país para el veterano de guerra. Hemos impulsado diversos institutos que tienen que ver con un terciario en administración de empresas, con un secundario que es dirigido para veteranos, sordos hipoacúsicos y ciegos. Es un proyecto donde el profesor da clases y el intérprete en seña lo transmite. Cuando me toco ser Secretario de Educación y Cultura de la Federación de Veteranos de Guerra era responsable de esos institutos estos siguen funcionando hasta el día de hoy. Son institutos donde los alumnos acreditan con un título oficial y donde se reivindica la causa de Malvinas. Logramos tener nuestra obra social por ley y la Comisión Nacional de Ex Combatientes que en estos días la presidenta de la nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner, firmó un decreto por el cual se vuelve a conformar esta comisión nacional que estaba intervenida. Nuestro presidente ha sido mocionado para que integre esa comisión que en su conjunto esta representada por 13 miembros constituidos.

¿Cómo visualiza a los veteranos de aquí a 20 años?

Creo que es nuestro mayor desafío y nuestro mayor compromiso ya que el más joven de los veteranos tiene 47, varios ya son abuelos la edad biológica tiene un tiempo  y nos ha demandado muchísimo tiempo revertir
este proceso DESMALVINIZADOR, que consistió en ocultar, tergiversar y en algunos casos escuchar una verdad a medias, de lo que significó realmente la batalla por Malvinas. Lo bueno y rescatable es que el pueblo Argentino y este gobierno han podido separar el proceso de la dictadura cívico militar de la causa de Malvinas, en un principio todos pensaban que se trataba de lo mismo. Y en lo educativo también en EGB 3 habitualmente se hablaba del fin del gobierno totalitario y Malvinas aparece como correlato de un proceso militar, y no es así y como dijo nuestra presidenta en Ushuaia en el acto central  Malvinas tiene más de 180 años de historia. Ya ha logrado separarse ese proceso es decir que Malvinas tiene un antes y un después. Como lo vemos de aquí a 10 años nuestro mayor compromiso esta en cómo construimos una generación Malvinas, que es lo que les dejaremos a nuestros sucesores que son aquellos que han nacido después del ´82 en adelante que sean ello los que tomen la posta o nuestro estandarte para mantener vivo como causa nacional y como un hecho contemporáneo como uno de los más importantes.

¿De que manera trascienden en el tiempo?

A través de la educación, por ello hay un proyecto de Ley provincial para dilucidar como los docentes van a transmitir a todas las nuevas generaciones  la causa de Malvinas. Y vamos por más que Malvinas sea una currícula, que haya mayor participación y capacitación para los docentes. Recién se esta conociendo la verdadera historia a través de nuestros testimonios, no tenemos mucha llegada a los medios masivos de comunicación, no podemos escribir todos los libros que quisiéramos ni realizar material audiovisual, porque no contamos con los recursos económicos para hacerlo, por ello necesitamos un gran debate nacional. NO TODO ESTUVO MAL, peleamos con las dos potencias más grandes del mundo y la batalla por Malvinas se peleo bien. La Argentina combatió con HONOR. Que algún día este centro de veteranos quede como un museo para la comunidad de Puerto Deseado y que algún día podamos caminar por Puerto Argentino como un lugar más de nuestra Argentina. Todo esto ha sido una lucha de veteranos el presidente Perón ha dicho las organizaciones vencen al tiempo  y hoy la política de Estado nos acompaña. Queremos devolver al pueblo y a la sociedad la solidaridad que sentimos en la trinchera. Malvinas significa ser buen vecino, buen trabajador, buen alumno, buen estudiante. Los veteranos sentimos distinta la patria por la experiencia que tuvimos y queremos contagiar a los jóvenes de este sentimiento.

¿Cómo se ve Armando Carballo de aquí a unos años?

Los que somos dirigentes  no nos jubilamos, siempre estamos comprometidos, por ahí damos un paso al costado para que otros crezcan. La causa de Malvinas que hemos abrazado es una cuestión de vida y siempre digo NO QUIERO MORIRIME SIN CAMINAR POR PUERTO ARGENTINO CON MI DNI EN LA MANO. Mi objetivo como cualquier ser viviente no es otra cosa que intentar SER FELIZ, mas allá de la lucha y demás cosas lo que uno busca es la felicidad que está en las cosas mas simples de la vida. Malvinas como cualquier otro punto limite que alguien vive hace que revaloricemos la vida, los afectos, la familia,  compartir un mate, un asado, un buen vino con amigos, con los afectos. A esta altura de mi vida descarto lo que no me genera placer y trato de disfrutar a pleno las cosas simples que son las que te hacen felices. Lo más importante vivir dignamente, mi objetivo es ser feliz y vivir intensamente, disfrutar por ejemplo de pasear en mi moto!

Download PDF
Año 3- Edición 86 - 13-03-2017

No hay comentarios

Agregar comentario