Año 2- Edición 86 - 19-06-2017 ISSN 2422-7226

Cámara de comercio de Puerto Deseado: Se democratiza para “Todos y Todas”

ISSN 2422-7226

Puerto Deseado, 01/09/2014. El desafío para insertarse en un territorio de oportunidades. Tras más de 4 años de conflictos por transparencia y falta de democracia interna, finalmente Personería Jurídica de Provincia dió un guiño a la normalización de la histórica institución deseadense la Cámara de Comercio de Puerto Deseado.

El Sábado 30 de Agosto, el normalizador autorizado por la Dirección de Personería jurídica de la Provincia, logró abrir las puertas de la Cámara de Comercio y pronto realizarán elecciones de sus nuevas autoridades democráticas y legales. El desafío es doble, pues en lo inmediato deberán defender el compre local en una cumbre pactada para el próximo martes ante la empresa Minera YAMANA GOLD y la Cámara de Empresarios Mineros de Santa Cruz (CAPROMISA); por otro lado deberán enfrentar una elección interna que concilie representaciones de dos sectores sociales antagónico hasta hoy. OBSERVADOR CENTRAL brinda algunas claves para el ciudadano común que está lejos de los conflictos de intereses, pero sí muy cerca de la historia en el día a día de Puerto Deseado.

PUERTO DESEADO. El pasado deja huellas, escribe las páginas de la historia y las archiva como memoria histórica. Es así como la Cámara de Comercio de Puerto Deseado tras varios años de disputas cierra un capítulo signado de pugnas, en los que el poder social y económico, parecen inclinarse por vez primera en favor de una mayor oportunidad para todos los comerciantes y empresarios de Puerto Deseado. Años de oportunidades de más progreso y crecimiento para fueron postergados, productos de gestiones a quienes les fue delegada, mediante voto democrático, la confianza para la conducción de la Institución por parte de una Comunidad emprendedora, conformada por más de 500 empresas y comercios.

Finalmente, luego de años de denuncias, de irregularidades presentadas ante Personería Jurídica de la Provincia, correspondió al vecino y empresario local Gustavo Cimadevilla ser designado como referente normalizador en el año 2013. Gustavo Cimadevilla, debe ser destacado por lograr concretar un trámite que nadie quería finalizar, pues significaba reconocer ante la sociedad y los comerciantes que algo había pasado en las conducciones de la Cámara de Comercio.

La representación de normalizador fue aprobada por la Dirección Provincial de Personerías Jurídicas mediante Disposición Nro. 090/DPPJ/2013, y desde entonces este empresario tuvo como tarea normalizar la situación de la Institución, tras 11 años de no haberse cumplido los actos administrativos y legales necesarios requeridos por el Registro de Personerías Jurídicas.

Finalmente, en los próximos días se anunciaría la convocatoria de socios para llamar a elecciones; no obstante el normalizador y los afiliados actuales y futuros deberán convencerse que el llamado a elecciones depende de rubricar libros, presentar documentación y luego esperar la autorización de elecciones. A partir de ahora el desafío será legitimar socialmente la Cámara, para retomar aquella Institución que velo por el crecimiento de Puerto Deseado por varias décadas en un pasado no tan reciente.

Pasado para no olvidar 
Empezar de nuevo un proceso institucional, implica mirar para adelante sin abandonar los hechos del pasado que expliquen porque se llegó a una situación de 11 años de irregularidades, institución que fue motor del crecimiento de Puerto Deseado.  Las denuncias originales fueron hechas por la comerciante propietaria de una academia de informática de nombre Mariana Kuhnle, quien en la opinión pública y paralelamente en la Dirección Provincial de Personerías Jurídicas elevo su voz para dejar en evidencia y poner en conocimiento como era llevada la conducción de la Cámara de Comercio.

Balances no presentados por varios años (11 años), concentración de información en grupos selectos en relación a la necesidad de compras de una empresa minera, entre otras situaciones, fueron al parecer las que llevaron a la Dirección Provincial de Personerías Jurídicas a intervenir mediante proceso administrativo para que se normalice la entidad; y posteriormente se puedan generar las bases para un próximo proceso democrático que ponga a la cabeza a una conducción que se anime al desafío por colocar la voz de los empresarios y comerciantes locales en la nueva agenda de Santa Cruz.

La voz ausente y funcional a la nada  
Si de dar la espalda a las oportunidades en materia de desarrollo se trata, sin lugar a dudas el mandatario deseadense obtiene el primer lugar en la lista de los ejemplos provinciales. Falta de gestión ante fondos y programas nacionales, bajo relacionamiento con actores económicos del sector minero y en relación a esto  baja iniciativa de apoyar y fortalecer las instituciones que representan a los sectores económicos pujantes de la localidad, hicieron que durante toda la etapa de normalización la actitud del Intendente local le fuera extremadamente funcional a la antigua conducción de la Cámara de Comercio, quien lo culpaba de obstruir los procesos administrativos vinculados con la Dirección Provincial de Personerías Jurídicas, actuando así como “chivo expiatorio” para que unos pocos sigan usufructuando el nombre de la Cámara de Comercio ante otros grupos económicos de la región, empresas privadas y funcionarios nacionales y provinciales.

Un territorio de oportunidades para “Todos y todas”
Tal cual anticipábamos uno de los primeros desafíos de los afiliados a la Cámara de Comercio será saber si serán capaces de intermediar ante CAPROMISA y la empresa YAMANA GOLD, que los ha convocado para buscar pautas de trabajo en común, para aprovechar el derrame que podría dejar el proyecto minero para Puerto Deseado. Tal cual se pudo conocer, los miembros de la Cámara resolvieron delegar la representación en Gustavo Cimadevilla, Mariana Kuhnle y Mario Ramírez para interaccionar como voceros ante CAPROMISA y la empresa minera. Los presentes en la reunión del sábado también parecen haber reconocido la preocupación que viene teniendo el cuerpo legislativo local en los temas del progreso económico y por ello han cursado invitación para que estén presentes como veedores todos los concejales de Puerto Deseado.
Como dice el dicho: “la unión hace la fuerza”, y el ejemplo de que si industriales y emprendedores se reúnen para abordar colectivamente el desafío del desarrollo, para mayor crecimiento económico abundan traducidos en experiencias positivas en la Argentina.

Y es así como un escenario con disponibilidad de mayores recursos energéticos para explotar una YPF nacionalizada, la instalación de la zona franca de Caleta Olivia, el incremento de la actividad turística, una reforma de la política pesquera que se avizora para que exista mayor movilidad económica, entre otros factores, son los alicientes necesarios para que los empresarios y comerciantes, en articulación con el Estado, caminen juntos para captar la mayor renta posible y distribuirla eficientemente en el territorio, para generar nuevas y mayores inversiones y distribución del derrame local. Un desafío que se plantea, desde núcleos internos de los grupos que han trabajado para colocar nuevamente a la Cámara de Comercio en el escenario del desarrollo, plantea definir hacia afuera que “Compre Local” será “Compre Puerto Deseado” en una suerte de marcar el territorio ante Cámaras y agrupaciones empresarias que pretenden lamerse de las mieles de Puerto Deseado, sin que Puerto Deseado, comerciantes y empresarios hayan tenido una mínima oportunidad hasta hoy de organizarse para aprovechar las actividades económica generadas en otras localidades de la provincia.

Nota del Editor

Download PDF
Año 2- Edición 86 - 19-06-2017

No hay comentarios

Agregar comentario