Año 3- Edición 86 - 13-03-2017 ISSN 2422-7226

Compre Local: El paradigma de lo local desde la perspectiva de sus actores

ISSN 2422-7226

(En  Puerto Deseado compre local es “Compre en Puerto Deseado”)

Así lo dejarían rotundamente expresado comerciantes y empresarios deseadenses el pasado martes 2 de septiembre en las instalaciones de la Cámara de Comercio, en donde  en una nueva ocasión y un mismo discurso se trató la discusión de un tema que da que hablar desde hace más de seis en años, y que desde el lenguaje minero pareciera ser que se estuviera dialogando en idiomas distintos. Mientras tanto, CAPROMISA, intenta relamerse de las mieles de la ciudad portuaria.

Puerto Deseado, 08/09/2014. Tal cual anticipáramos en nuestra edición anterior, el martes 2 de septiembre se realizó en las instalaciones de la Cámara de Comercio una reunión por parte de CAPROMISA y la empresa YAMANA GOLD para que esta última, junto a la Empresa Contratista de la Construcción de Ingeniera M3,  buscaran la aprobación de los deseadenses para que en nombre del “Compre Santa Cruz”, los empresarios afiliados a CAPROMISA transitaran libremente por Puerto Deseado usufructuando los beneficios que traerá aparejado para el sector de la construcción y de los servicios industriales el próximo año y medio.  En la fecha y hora indicada, se hicieron presentes cerca de un centenar de comerciantes, emprendedores y empresarios de Puerto Deseado, a su vez asistieron también autoridades locales del Concejo Deliberante, Diputados y por primera vez se vio la figura del Intendente que tímidamente realizó dos o tres preguntas y se marchó por suponer que ese no era su lugar.

 La paradoja que divide las aguas: ¿Qué entendemos por compre local?

Esta pregunta es la que rompió definitivamente el clima de tensión que hasta ese momento se llevaba a cabo durante la jornada, ya que las respuestas fueron totalmente antagónicas, mientras que los representantes de CAPROMISA respondieron con un “Compre Santa Cruz”, los empresarios y comerciantes locales remataron con un “Compre Deseado” de manera rotunda y sin ánimo de negociarlo con otros que poco han permitido (Según comentaran a este medio varios empresarios) ingresar a Perito Moreno para usufructuar el flujo económico de las tres compañías mineras radicadas allí. A todo esto, la empresa minera solo hizo silencio, prudente de su parte, pues ellos saben con exactitud  que busca CAPROMISA,  qué debe conocer M3 y como sus gerentes de compras deberán lidiar con los distintos sectores comerciales y empresarios de Puerto Deseado, luego de la catastrófica experiencia de  Osvaldo Varela  y Gustavo Belliard.

CAPROMISA, en la prensa regional y provincial, daría a conocer que “la jornada fue exitosa”, utilizando esta estrategia mediática para llevarle tranquilidad a los funcionarios provinciales, incluido el Gobernador de la Provincia. Sin embargo desde la perspectiva local, esto nunca sucedió de esta manera ya que con  el sobrenombre de “buitres”, fueron calificados  en “off”  los miembros  de CAPROMISA, que intentaron “conquistar” un territorio del cual hasta ese momento les era difícil penetrar. Otro punto álgido de la reunión se produjo cuando, desde los representantes de M3 expresaron que no se abriría una oficina comercial en la localidad, sino que tendrá solo una oficina dentro del campamento “Cerro Moro”. La política comercial de “Cerro Moro” está reflejando que desde la “voluntad” de sus grandes contratistas no existe intención de apertura de oficinas comerciales para la atención de proveedores y recepción de oferta laboral local, ejemplo de esto lo ha dado la gran empresa de catering COOKINS y ahora M3 con esta manifestación pública. Todo esto deja una interna local más profunda, que sin lugar a dudas complicaría el escenario sobre el que se construiría la ingeniería de “Cerro Moro”, ya que desde la concepción de las autoridades locales presentes y empresarios locales manifestarían como conclusión de esta reunión que: “fue una falta de respeto que digan que no existen proveedores calificados en Puerto Deseado, que no hay tiempo para su desarrollo por los tiempos que demanda la construcción y que debemos esperar y prepararnos para dentro de 2 años”. Puerto Deseado se reconoce como ciudad industrial y así lo demuestra con sus más de 500 establecimientos comerciales y empresariales habilitados municipalmente.

PD-CAMARA-DE-COMERCIO-1 PS

“Miremos para el techo”

Otro de los aspectos que quedó bien en claro, es que la mayoría de los  proveedores y comerciantes de Puerto Deseado, al igual que el arco político, están furiosos por el cuestionado “compre local” y por el accionar de YAMANA GOLD, que según ellos, deja mucho que desear entre el decir y el hacer.  Este reclamo colectivo sin duda viene beneficiando a unos pocos ex comunistas que por años vienen usufructuando los beneficios de “Cerro Moro” y se aprovechan del conflicto que atravesó la Cámara de Comercio y  la demanda de comerciantes locales. La  información de lo comprado por la empresa en Puerto Deseado y la  Provincia  pareció no encontrar dentro de la reunión del martes a ninguno que tuviera que ver con los números que desde el año 2008 se vienen dejando en empresarios. Tal ha sido la desmesura,  que  la  Diputada Selsa Hernández  en comunicado de prensa provincial denunció “Es preocupante que según los datos aportados por ellos, el 60% de las compras que realizó la minera se hicieron fuera de la localidad, e incluso la mayoría fuera de la provincia, por eso es necesario un control más estricto por parte de los organismos competentes”.  Pero estas denuncias mediáticas parecen no coincidir  con la visión de la empresa YAMANA GOLD quien dentro de la propia reunión, al presentar verbalmente los números de montos de los beneficios de los últimos años de comerciantes y empresarios de Puerto Deseado, se tradujera en que unos cuantos locales que han venido disfrutando de las mieles de la exploración miraran  para el techo y se hicieron los distraídos.

 Algunas fuentes que han participado en la crisis que afectó a la Cámara de Comercio en los últimos años, señalaron a este medio que la “defenestración”  de los miembros de CAPROMISA hacia la Cámara de Comercio Puerto Deseado es consecuencia directa de unos pocos proveedores locales de la propia ciudad que desde el año 2009  no permitieron que empresarios y comerciantes locales integraran esa organización y así acapararon los privilegios de pertenecer a esa organización de gremialismo empresarial.  La vuelta de CAPROMISA es tardía y la Cámara de Comercio a nivel institucional así lo ha señalado. Puertas adentro de la empresa dicen haber explicado hasta el hartazgo a la comunidad de Puerto Deseado los procesos lógicos y naturales a los que toda industria minera debe atravesar. Por otro lado, muchos actores sociales interpretan que el discurso minero y el poder de escucha social van por frecuencias diferentes y antagónicas, tanto es así, que vale la pena hacer una analogía con los servicios de atención al consumidor de varias empresas de servicios internacionales, en donde quien locuta es una máquina o en el caso de ser un ser humano, jamás responde haciéndose cargo de la situación, sino repitiendo sin parar frases de algún gurú de la comunicación moderna, en la que en su gran mayoría jamás dan respuesta efectiva al verdadero inconveniente. Finalmente, las  autoridades locales ¿Están a la altura de las circunstancias para enfrentar  la defensa de los proveedores locales ante las grandes contratistas o seguirán repitiendo frases de denuncias sin compromiso real con el sector comercial y empresario local?

Del editor-OBSERVADOR CENTRAL

Download PDF
Año 3- Edición 86 - 13-03-2017

No hay comentarios

Agregar comentario