Año 3- Edición 86 - 13-03-2017 ISSN 2422-7226

Internet: La herramienta esencial para el desarrollo en manos de nuestros jóvenes

ISSN 2422-7226

Caleta Olivia, 25/08/14. Es innegable que actualmente internet está instalado en casi todos los ámbitos de la sociedad: “facilitando” desde la realización de trámites hasta la comunicación con amigos y familiares a través de redes sociales, pasando por ser el lugar privilegiado para buscar información de todo tipo (ya sea confiable o no); también siendo el soporte para las carreras universitarias y cursos a distancia, o bien como propuesta política en algunas que otras elecciones (no es difícil recordar las propagandas con el lema “wifi gratis”). Lo cierto es que Internet se ha transformado en una herramienta esencial para el desarrollo en la “sociedad del conocimiento”. Se propone en el siguiente artículo analizar y reflexionar acerca de los usos de internet, su importancia para el desarrollo en el contexto actual y cuál es la perspectiva de los jóvenes próximos a egresar del secundario de nuestra localidad.

Internet como producto cultural

Son innumerables las teorías acerca del paradigma de la “sociedad del conocimiento”, que analizan la situación del mundo entero en función del avance tecnológico y el cambio en la manera de generar, procesar y transmitir la información. Manuel Castell (Sociólogo y director del Instituto Interdisciplinario de Internet en España) propone una visión cultural de internet, a partir de la cual sostiene que la creación de éste ha cambiado no sólo las formas de ser mentalmente de la sociedad, sino también las fuentes de productividad. Es decir, desde el punto de vista económico, internet ha tenido un gran impacto en los medios, los tiempos y la organización de la producción.

Siguiendo a este pensador de las Ciencias Sociales, existen cuatro capas culturales de internet: la cultura universitaria de investigación; la cultura hacker, que lejos están de ser los que envían virus o roban cuentas de banco, sino que son aquellos que tienen una gran pasión creadora (Un ejemplo claro es el creador de Linux: Linus Torvalds); la cultura contracultural,  de quienes lo utilizan como espacio para construir formas alternativas de vida, de comunicación o bien de política; y por último, la cultura empresarial que se basa en la innovación del modelo de negocio o del producto con el fin de ganar dinero.

Estas cuatro culturas, que se apoyan mutuamente, son la base de la productividad. Todas reafirman a internet como una tecnología abierta a todos, permitiendo además ampliar el intercambio artístico y cultural. En palabras de Castells: “La nueva economía (…) es la economía de las empresas que se reorganizan en redes y que innovan en cuanto a la capacidad de nuevas formas de crear riqueza que sólo es posible gracias a la tecnología en red (…) Internet es una creación cultural que permite la creación de una nueva economía y el desarrollo de la innovación y la productividad económica.”

Internet como uso cultural en la juventud de Caleta Olivia

Hemos visto que internet representa una herramienta esencial para el desarrollo en la “sociedad del conocimiento”. Ahora bien, ¿Qué uso le dan a internet los jóvenes en situación de aula de Caleta Olivia? En una investigación realizada en el 2013 desde la universidad local, se les ha presentado a los estudiantes de los dos últimos años de todos las escuelas secundarias de la localidad ocho usos posibles de internet, entre los cuales estaban: 1. Uso educativo; 2. Uso para investigar temas de interés; 3. El uso para redes sociales (Facebook, Twitter. Whatsapp); 4. Uso para videos, música, o películas; 5. Uso para aprender nuevas herramientas que sean útiles para trabajar en el futuro (creatividad laboral); 6. El uso para inventar cosas ingeniosas que les dé satisfacción personal (cultura hacker), 7. El uso para buscar beneficios económicos  hoy (cultura empresarial); 8. El uso para crear e inventar cosas nuevas (cultura contracultural).

Los datos porcentuales nos arrojaron que el 79% de los estudiantes han dicho que el uso principal que les dan a internet es el de buscar información, facilitar el estudio y realizar tareas de la escuela o bien para las redes sociales; un 13% lo utiliza para ver videos, escuchar música y películas; y sólo un 5% les da un uso relacionado con la innovación y creatividad para la satisfacción personal, para crear formas culturales alternativas o para obtener beneficios económicos.

Para reflexionar:

-          La mayoría de los jóvenes que están transitando por las aulas de los secundarios caletenses utilizan internet para cubrir las principales funciones escolares, es decir, las de lograr que el estudiante alcance un aprendizaje de los conocimientos que se consideran necesarios; y ser al mismo tiempo un espacio de socialización con chicos de edades parecidas y con códigos lingüísticos, culturales y/o generacionales similares.

-          Asimismo, aunque en menor proporción, nuestros jóvenes se valen de internet para consumir los productos de la industria musical y cinematográfica.

-          Por último, es alarmante el bajo porcentaje de quienes estarían aprovechando internet en aquello que está relacionado con lo que exige el orden global emergente.

 Internet y Juventud, algunas consideraciones para comenzar a actuar…

La población juvenil es el principal capital social para invertir en función del desarrollo regional a futuro, en el caso de Caleta Olivia. Es internet la herramienta esencial de la nueva productividad, basada en la innovación y creatividad, tanto en las formas culturales alternativas de ser como en las formas de hacer negocios. Entonces, ¿Por qué los jóvenes  utilizan primordialmente internet para complementar las funciones de la escuela o bien para ser meros consumidores, cuando el paradigma actual exige que sea tomado como un instrumento para desenvolver las capacidades de innovación y creatividad?, ¿Por dónde se debe comenzar: logrando realmente una buena calidad de la conectividad en Caleta y en la región, o tratando de generar las condiciones para que los jóvenes no necesiten buscar en internet aquello que la escuela (y otras instituciones) podrían y están llamadas a brindarles?.

Está claro que no se trata de una situación propia de los jóvenes de nuestra localidad o que ocurra sólo en la región santacruceña, y hasta seguramente excede al plano nacional. Pero que no sea esta una excusa, a la hora de comenzar a actuar, de quienes podemos generar acciones que contribuyan a mejorar el futuro de nuestros jóvenes y de la región, cada uno desde diversos ámbitos de participación y alcances de acción: ya sea construyendo conocimientos, generando políticas, innovando dentro del aula, formando sentido común desde la casa o bien creando conciencia a través de semanarios digitales…

Por Julio Mengano

Download PDF
Año 3- Edición 86 - 13-03-2017

No hay comentarios

Agregar comentario