Año 2- Edición 86 - 19-06-2017 ISSN 2422-7226

Cueva de las Manos en Santa Cruz: Arte rupestre que nos habla de formas de vidas pasadas

ISSN 2422-7226

Perito Moreno. 28/07/14. Rodeado en cientos de kilómetros sólo por el constante rumor del viento patagónico, se abre el Cañadón del río Pinturas. Allí, entre los pliegues de sus altos paredones, se descubre el arte rupestre de la Cueva de las Manos, donde pobladores de 9.000 años atrás sellaron su arte y su testimonio de vida.

El Área Alto Río Pinturas está ubicada en la región patagónica, en el noroeste de la Provincia de Santa Cruz, al sur de la República Argentina. Cueva de las Manos está situada en el Cañadón del Río Pinturas -cuenca del río Deseado- entre las localidades de Perito Moreno y Bajo Caracoles, y se accede a la misma por la ruta nacional Nº 40.

La cueva de las Manos es un sitio arqueológico, su interés radica en la belleza de las pinturas rupestres, así como en su gran antigüedad: hasta el momento, las inscripciones más antiguas están fechadas 9300 años adP («antes del presente», oficialmente: el año 1950). Se trata de una de las expresiones artísticas más antiguas de los pueblos sudamericanos y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1999.

Las manos no fueron pintadas sobre la roca sino estarcidas sobre la piedra. Esto significa que aquellos antiguos habitantes apoyaban la palma de la mano sobre el techo o pared de la cueva y luego la cubrían de pintura. Su fama no es por nada.

frente-Cueva-de-las-Manos[1]

Su ubicación, solitaria, en medio del noroeste de la estepa santacruceña, le permite conservarse casi intacta. El pueblo más cercano, Perito Moreno, está a 163 kilómetros de allí. Y más allá, ya cerca de la cordillera, se encuentra Los Antiguos, que era el lugar de descanso de los ancianos de las míticas tribus indígenas.

Las cuevas del río Pinturas guardan obras realizadas por los primeros pobladores de América del Sur. Se observan, además de manos pintadas en negativo, imágenes de guanacos, dibujos geométricos, agrupamientos de líneas, puntos y la figura solar. El color de las improntas de las manos negativas dependía de la obtención de la materia prima cercana a cada yacimiento, pero en su mayoría son en rojo (hematita), blanco (caliza), negro (manganeso o carbón vegetal) y amarillo (limonita u ocre amarillo).

Este importante sitio de interés cultural y turístico se encuentra bajo el Programa Documentación y Preservación del Arte Rupestre Argentino (DOPRARA) del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), abierto todo el año, únicamente con visitas guiadas, no dispone de lugar para alojarse.

Si bien en su interior se hallaron, además de vestigios materiales líticos, fogones con restos, y también huesos y pieles de animales que eran la base de la subsistencia, en este sitio arqueológico se destaca la complejidad del arte rupestre, que permite entender cómo vivieron las sociedades del pasado.

Foto-5[1]

En palabras de uno de los investigadores Carlos Aschero (arqueólogo especialista en arte rupestre quien se encuentra vinculado al sitio desde hace 35 años), cuando hizo su primer relevamiento de los negativos de manos, comenta que los antiguos pobladores utilizaban y visitaban este sitio de manera continua, y el arte rupestre es pensado como elemento aleccionador, debido a las escenas de caza que contienen sus imágenes.

Lo fascinante de este lugar para el visitante, constituye interpretar como los cazadores y recolectores del lugar plasmaron su forma de vida, escenas de caza  donde se replican tres elementos: cazador, guanaco, boleadora (armas). En estas paredes  se concentran milenios de historia. La ocupación durante tanto tiempo se encontró vinculada con la presencia en la zona del animal guanaco, el cual fue el eje de la economía por su piel, carnes, tendones, huesos (utilizaban la médula como alimento de primer nivel) y sus huesos para la confección de instrumentos.  El invierno de los guanacos era el río pinturas, aquí la población de aquel entonces se aseguraba caza y la supervivencia segura.

El punto más atractivo del recorrido lo constituye el alero de las escenas, el cual hace alusión a mitos de los grupos, imágenes que tienen que ver con la vida, la muerte y cuya interpretación alude a la cosmovisión de estos grupos milenarios.

…. “En este sitio se encuentran plasmadas la existencia de un de un montón de generaciones, es a través de estas manos y de estas figuras que sus voces están presentes, dejándonos entender cómo vivían y la manera en que se organizaban, sin dudas esto resulta muy importante para la identidad de un país, de esta manera podemos aprender a respetar la diversidad cultural…..” (Carlos Aschero).

 

Download PDF
Año 2- Edición 86 - 19-06-2017

No hay comentarios

Agregar comentario