Año 2- Edición 86 - 19-06-2017 ISSN 2422-7226

La Federación Económica de Santa Cruz pidió la intervención estatal en los conflictos petroleros

ISSN 2422-7226

El titular de la Federación Económica de Santa Cruz se sumó a las voces de advertencia por el grado de afectación en la actividad petrolera que tienen los permanentes conflictos intersindicales, sobre todo en la Cuenca Austral. El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, advirtió sobre los conflictos intersindicales y la falta de inversión de las empresas, que están poniendo en peligro a la actividad petrolera. “Los conflictos intersindicales y la falta de compromiso de las empresas están generando preocupación en la provincia, ya que sin medir las consecuencias están afectando a la actividad petrolera y a la economía en su conjunto. La lucha de espacios entre Petroleros Privados y la Cuenca Austral está dejando grandes secuelas no sólo a las empresas, sino a sus afiliados, ya que ponen en peligro los actuales puestos, y los que se puedan generar” planteó. Cabe recordar que ya empresas de servicios en zona norte y los responsables de la operadora Roch también advirtieron de esta situación y las complicaciones que esto acarrea en el nivel de inversiones. Justamente en ese punto, Polke, responsabilizó a las empresas, “porque muchas de ellas no llevan a cabo las inversiones acordadas en las extensiones de las concesiones, sólo explotan los recursos, sin generar expectativas a futuro”, expresó. Para el empresario el Estado Provincial debe recuperar su rol para garantizar que la principal actividad económica de la provincia no se estanque por conflictos entre gremios, o porque no hay empresas dispuestas a realizar las inversiones acordadas. “La situación de la principal actividad de la provincia debe ser una política de Estado” dijo Polke, y agregó “no puede ser que las autoridades no intervengan ante esta coyuntura, que miren a otro lado, cuando hay dos gremios que se disputan las vacantes en los yacimientos o cuando cortan las rutas para impedir el normal desarrollo de la industria. Por otro lado, el Instituto de Energía de la provincia parece no tener el poder necesario para llevar a cabo los controles, para que las inversiones se concreten no sólo para garantizar la producción y la exploración, sino para que se generen mayores ingresos que redunden en beneficio de la sociedad santacruceña toda”, señaló. En este sentido, el dirigente empresario sostuvo que “el Gobierno tiene que recuperar su rol, y hacer cumplir los acuerdos y normas, para que la actividad deje de caer. Es hora de ocuparnos del problema, antes que sea demasiado tarde, y nos lamentemos por los puestos laborales perdidos o los fondos por regalías que no se concretaron”. Agregó que “sólo en Santa Cruz pareciera que el petróleo no es un negocio para las operadoras, y en contraparte vemos lo que ocurre en provincias como Neuquén o Chubut, donde la industria petrolera es la gran movilizadora de sus economías. Si para las operadoras no es negocio como dejan de manifiesto al no llevar a cabo las inversiones, tal vez sea el momento de que devuelvan las áreas, y por qué no crear una empresa petrolera provincial”. También aprovechó la oportunidad para destacar la fuerza que ha adquirido la petrolera YPF tras su recuperación. “Es fundamental el rol de nuestra empresa en la región, y que siga avanzando para extraer nuestros recursos, procurando el cuidado del medio ambiente y en beneficio de todos los argentinos. YPF fue grande hace unas décadas, hoy está demostrado que puede recuperarse, para responder a los requerimientos de un país en crecimiento sostenido”.

Download PDF
Año 2- Edición 86 - 19-06-2017

No hay comentarios

Agregar comentario