Año 3- Edición 86 - 13-03-2017 ISSN 2422-7226

Sustancias tóxicas de venta libre es la droga que mata jóvenes en Deseado

ISSN 2422-7226

Esta terrible historia comienza hace un tiempo atrás con el hallazgo hecho por un hombre, que atravesaba por detrás del basural municipal con la intención de dirigirse a pescar, y encontró un cuerpo sin vida en estado avanzado de putrefacción. Alertadas las autoridades y comenzando con la investigación observaron  que nadie había realizado  denuncia alguna de búsqueda de paradero, momentos después, el cuerpo sería reconocido por sus prendas y algunos accesorios por la madre del occiso, ya que el mismo hasta ese entonces era irreconocible por el estado de descomposición avanzado (sin vísceras) dado en gran medida por agentes externos típicos de este lugar (roedores y aves de rapiña), es allí donde se puede establecer la edad, identidad y continuar con la investigación, se pudo descartar cualquier hipótesis de homicidio o suicidio por violencia corporal de rasgos físicos externos. Se tomaron distintas muestras óseas y se mandaron a analizar al laboratorio forense de Río Gallegos que fuera inaugurado por la Presidente el año pasado y cuenta con tecnología de última generación.

Durante el acto central de Malvinas llevado a cabo en Puerto Deseado, el cura párroco Rdo. José María Domenech en uno de sus pasajes interpeló a reflexionar sobre el comportamiento de nuestra sociedad que no se inmuta ante hechos conmocionantes como la aparición del cuerpo sin vida de un joven en el basural, joven que nadie denunció buscando su paradero. A partir de allí decidimos ir en búsqueda de datos para conocer con exactitud lo que había ocurrido, el primer dato que encontramos fue que este hecho habría estado atravesado por el uso de sustancias tóxicas adictivas, inmediatamente se nos vino en mente la nota que le realizamos a Ovidio Guzmán hijo del capo narco Chapo Guzmán en donde nos contaba lo que denominamos “Neo Cultura Narco”. Con estos datos y sensaciones a cuesta, sin perder tiempo empezamos a trabajar en esta nota.

UNA IMAGEN QUE CUENTA LA HISTORIA QUE NADIE QUIERE ESCUCHAR

Antes de continuar y por respeto a los familiares y amigos, vamos a ponerle un nombre de fantasía a este joven, lo llamaremos genéricamente “Juan”

“Juan” apareció detrás del basural municipal, sentado en una silla, con auriculares como si estuviera preso en la celda stereo de su alma, rodeado de garrafas con gas de refrigeración con las cuales habría usado para drogarse. Pasó de un plano a otro de manera intempestiva, dejó volar por los aires muy deprisa las cenizas de sus sueños. Y es aquí donde nos preguntamos ¿cuántos más habrá presos de esos mismos “sueños”? y no es una pregunta capciosa, sino la conclusión lógica de saber que en los últimos meses en Puerto Deseado hubo varios suicidios de jóvenes y que los fines de semana  son numerosos los casos de intentos de suicidios que se presentan en el hospital distrital, y todos los casos sería atravesados  por el mismo denominador común: el uso de drogas, muchas de esas, pertenecerían a este tipo de sustancias tóxicas de fácil acceso y “venta libre”, y lo ponemos entre comillas ya que habría ordenanzas municipales que regulan y prohíben este tipo de sustancias de manera libre, pero las mismas no estarían en conocimiento de la sociedad toda.  Jóvenes cuyas edades oscilan principalmente entre los 17 y los 25 años de edad y donde al parecer se estrechan las manos con la angustia del dolor, como si alguien o todos fuéramos los dueños de sus sueños y los priváramos de poder soñarlos… Y así, como “Juan” tarde o temprano encontrarán su corazón latiendo a toda velocidad con la ilusión como estandarte, y ese mismo corazón aferrado a la ilusión y las venas ardiendo hasta quemarlos… pero ya es tarde.

Nos preguntamos entonces ¿cuándo fue su última risa? Y como una ironía del destino, en la tierra que fuera soñada por Don Bosco y atestada de salesianos, el sistema preventivo y de contención brilla por su ausencia y tanto credos religiosos como estado estarían desaprobando con la nota más baja en esta temática, y ni hablar de los distintos ámbitos de la justicia que quedarían sumidos apenas a un “software de Microsoft”, ya que si bien todo lo relacionado a drogas y narcotráfico está sujeto al ámbito federal, pudimos acceder a tomar conocimiento que hace 20 días se habría realizado una reunión con los procuradores de todas las provincias con la idea de reflotar la ley 26052 que da atribuciones a las provincias para que investiguen en hechos de narcotráfico, lo cual, puertas adentro de todos los juzgados habrían coincidido todos en opinar que sería una verdadera locura, ya que no se cuenta con la infraestructura, material humano, ni logística para poder llevarlo a cabo, y además, en muchas provincias con marcados rasgos “cuasi feudales” sería hasta ridícula dicha implementación.

Download PDF
Año 3- Edición 86 - 13-03-2017

No hay comentarios

Agregar comentario