Año 2- Edición 86 - 19-06-2017 ISSN 2422-7226

La cuestión energética: Entre lo real de las sociedades y el mercado consumidor

ISSN 2422-7226

Caleta Olivia, 04/08/14. Si hacemos un ligero ejercicio de memoria recordaremos  que “La California” en el 2° gobierno de Juan Domingo Perón (Década del 50),  luego los “contratos petroleros” en el Desarrollismo y la anulación de los mismos por el presidente Illía (Década del 60),  marcan la importancia histórica de la relación entre el tema Energético y derrocamientos o conflictos en los que pueden entrar los gobiernos constitucionales en la Argentina, y por supuesto la riqueza de unos que la controlan como disponibilidad, y otros que la padecen por su imposibilidad de disponerla.

Para avanzar como sociedad sobre estos temas, es necesario conocer algo más profundamente que la imagen dominante que se impone desde los Estados Unidos, vemos por ejemplo  la  publicación pseudo científica de National Geographic Society fundada en Washington DC, y que ya ha dado su apoyo a más de 9.000 proyectos (convenientes). Esta usina, promotora del colonialismo, ha orientado su número dedicado a la Energía de los combustibles  en clara sintonía con los intereses de las corporaciones económicas. Nacional Geographic en la portada de su edición que venimos citando titula Retos y Soluciones: Hablan los expertos  en la que se sostiene: “En un país colonial, las dictaduras son dueñas de los diccionarios” (John W. Cooke), a esta contundente declaración, le deberíamos agregar y de las revistas “científicas”.

descarga

La energía y los seres humanos

Me viene a la memoria un chiste corto que ejemplifica su importancia, el que comparto: “Obama le pide a su asistente que le dé un plano donde se encuentran las bases Norteamericanas en el mundo, su asistente le dice que no cuentan con ese mapa pero que puede usar el de las mayores reservas petroleras mundiales que es lo mismo.” National Geographic podría incluir una visión no sesgada, y tratar por ejemplo el dilema de la energía con el ejemplo  en el que un obeso hombre del Estados Unidos consume una dieta de 4.500 Kcal. por día y un saludable Burundí solo llega con suerte a las 700 Kcal diarias. Esta escandalosa diferencia del colesterol al hambre (el 52% de los niños sufre de desnutrición) también es un tema energético pues Kilocalorías (kcal) calorías (Cal) también es energía y los alimentos pueden ser transformados en combustibles.

La presidenta de Welthunerhilfe Barbel Dieckmann indica que, en Burundi “Uno de los principales problemas es la compra de tierras por parte de inversores privados, con el objetivo de cultivar cereales destinados a la elaboración de biocarburantes… solo producen para exportar”. Un total dislate, con 4 habitantes sobre 10 que pasan hambruna cultivamos cereales (alimentos) para que en Europa o EE.UU. sean ecológicos, y no contaminemos con gases de efecto invernadero. Otra mentira, cualquier combustible que se quema genera dióxido de carbono (CO2) el enemigo público N° 1 que “produce” el cambio climático.

La energía es algo más que capacidad de producir trabajo

La energía, quizás sea uno de los conceptos más difíciles de  construir en nuestras mentes (constructos epistemológicos)  de la escuela secundaria a algunos nos quedó “Energía = Capacidad de producir trabajo” y este recuerdo en lugar de ayudar, obtura la apertura necesaria para comprender operativamente el tema.  A fin de avanzar sobre la comprensión del mismo,  podemos decir que la energía se manifiesta como calor, luz o movimiento y que está presente en todas las transformaciones que ocurren en el universo desde las más pequeñas, a las más grandes.

La mayor energía o motilidad (movimiento), que tiene un espermatozoide es la que le permite “ganarle” a los otros y fecundar el óvulo. La mayor fuente de energía de nuestro sistema solar es el sol, que emite energía a través de una reacción nuclear que es la luz – calor que percibimos (ondas electromagnéticas o fotones) y es la “culpable” de nuestros vientos, corrientes marinas, crecimiento de las plantas, lluvias, tormentas y por ende de casi  TODAS las transformaciones que suceden en nuestro mundo, incluso de la existencia de nuestros combustibles fósiles (carbón, gas y petróleo), que no son ni más ni menos que masa vegetal y animal, (lo que hoy llamamos biomasa) que estuvo  sobre la tierra desde hace millones de años.

Estas manifestaciones de la energía, luz, calor y movimiento son codiciadas cuando el hombre las puede controlar y utilizar en su provecho, así se pudo motorizar la revolución industrial. En esta nueva era se redescubren y permiten nuevamente generar  situaciones  “Burundi” que exporta biocombustibles; y sus ciudadanos padecen la mayor hambruna del planeta.

Un ejemplo de uso de energía para unos y no para otros

Vemos por ejemplo la excelente publicidad y promociones de los automóviles eléctricos que podríamos cargar en la red de nuestro hogar. Hay que detenerse a pensar, que si el auto que figura en la imagen funcionara en EE.UU. -donde el 50% de la energía eléctrica proviene de la combustión de carbón-  y la mayoría del 50% restante de la quema de los restantes combustibles fósiles y de la energía Nuclear, ¿Dónde está la “ganancia” ecológica?… no contaminamos con nuestros automóviles eléctricos, pero si lo hacemos con la quema de carbón y otros combustibles para generar la energía eléctrica con que cargamos los acumuladores (baterías) de nuestros nuevos autos eléctricos; ¿Quiénes ganan entonces?

Debemos tomar dimensión de lo que es la generación de Energía Eléctrica.  Tomemos un ejemplo: EE.UU. con 320.000.000 habitantes, con uno de los mayores consumos de energía eléctrica per cápita del planeta (13,6 MWh/habitante), genera la mitad de la energía eléctrica quemando carbón, es decir la quema de carbón abastece a 160.000.000 habitantes. En nuestra región, conocemos por lo menos mediáticamente a la MEGA USINA TERMICA de Río Turbio, que se prevé abastecerá a 600.000 habitantes de la Argentina (2,8 MWh/habitante), serían unos 123.450 estadounidenses, pues el consumo de cada uno de ellos es más de 4 veces mayor que el nuestro,  o sea que EE.UU. quema más de 1.250 veces carbón que la Argentina. Si este ejemplo comparativo lo realizáramos con China, la diferencia sería mucho mayor pues esta potencia produce el 75% de su energía eléctrica quemando carbón y son unos millones más de habitantes.

Energías limpias y consumismo   

La nueva VEDETTE energética de este siglo son las llamadas Energías Renovables o Energías Verdes, no tan nuevas ya que el Gobernador Juan Manuel Gregores en el año 1933 transformo la energía del movimiento del aire (viento) y comunico al territorio Nacional de Santa Cruz con los olvidados Windcharger, que eran aerogeneradores que cargaban un acumulador (batería) con energía eléctrica permitiendo tener comunicaciones en toda, la hoy, provincia de Santa Cruz.  Hoy, la andanada de publicidades para que las personas comprometidas con el cuidado del medio ambiente, compren diversos productos verdes es infernal, empujando una vez más al consumismo (fabricación); y como ya sabemos la fabricación de un producto trae aparejada innumerables transformaciones de materia prima donde cada una de ellas consume energía.

Por Alberto PLANCK

Download PDF
Año 2- Edición 86 - 19-06-2017

No hay comentarios

Agregar comentario