Año - Edición - ISSN 2422-7226

Los “grandes hombres” de la minería, los actores locales y la sustentabilidad territorial en Santa Cruz

ISSN 2422-7226

(Año 1 /Edición Nro. 15 /13 de Octubre de 2014/Perito Moreno) En el año 2005 en Perito Moreno se discutía medio ambiente y licencia social. Hoy se discuten aportes económicos en efectivo para urgencias reales. Todavía no se discute abiertamente la relación entre tasa de ganancia de la renta minera, distribución y compromiso político de autoridades locales para sostener una agenda de sustentabilidad. Las mineras son requeridas para aportar dinero antes de que comiencen sus ganancias y con ello aducen que se reduce la inversión y pone en riesgo la producción, el empleo y compre local. Del otro lado,  comunidad y dirigencia política, que ante la desaparición física de su líder Guillermo Bilardo, se debate entre sus necesidades urgentes y un Estado Provincial ausente. En esta nota, intentare mostrar que los tiempos de las empresas y las comunidades tienen racionalidades que provocan que las comunidades comiencen a perder de manera visible. También  lo que comunidades y empresas tienen en común: Ausencia de memoria histórica, y de conceptos compartidos. Componentes fundamentales y estratégicos para quienes hablan de sustentabilidad de manera no declarativa.

 

En la comunidad coexisten desde el año 2009 tres empresas en distintos estados de avance. Minera Santa Cruz de capitales peruanos que entró en operaciones en 2006 con un estimado de recursos comprobados de 2 millones de onzas; Patagonia Gold de capitales mayoritariamente argentinos, que comparte utilidades del 10% con el Estado provincial a través de FOMICRUZ entro en operaciones en 2013 con un estimado de recursos de 200.000 Onzas y finalmente Oroplata que fue adquirida en 2010 por Goldcorp cuando ya acumulaba reservas proyectadas por un estimado de 6 millones de Onzas. Hoy, todos los que trabajamos en Perito Moreno, sabemos con certeza que los desequilibrios entre expansión urbana, necesidades de infraestructura, políticas de responsabilidad social y  de sustentabilidad obedecen a un dato muy obvio: Los tiempos de las comunidades y los de la racionalidad empresaria son distintos.

 

 

La cumbre de la ‘esperanza’ del 6 de Octubre del 2014

La agenda organizada por las autoridades locales presentó 8 demandas puntuales que incluyeron un núcleo educativo, provisión de servicios para el parque industrial, un Centro Educativo Integral (Gimnasio para Predio Ferial), contratación de anestesista y ampliación de sala de neonatología, ingreso de trabajadores locales a las empresas, capacitación de trabajadores, patentamiento de parque automotor de las empresas y el traslado de la usina al parque industrial y la suma de un clásico de todos los tiempos: el compre local. De las 8 demandas realizadas 6 de las mismas correspondieron a solicitar financiamiento por un estimado de $ 160 millones de pesos entre obras y servicios de equipamiento urbano, y sólo dos de las demandas: Empleo para trabajadores locales y compras eran temas claramente recurrentes del gremialismo de trabajadores de la minería y proveedores PyMEs.

Texto Cumbre Perito

Cumbre Perito

 

 

Reinterpretando a las empresas y “las respuestas” concretas

Hecha la presentación de las demandas, correspondió al Ing. Mayoral traducir -ante los presentes- que las empresas que actúan en el territorio ayudan y comprenden las demandas de la comunidad y que la agenda solicitada era indiscutible. Seguidamente correspondió a Minera Santa Cruz señalar que acompañaría a través de la Agencia de Desarrollo, cuyos estatutos fueron reformulados para permitir que las restantes empresas mineras y no mineras (proveedores que se han hecho empresarios con la minería) se sumaran a una estrategia de desarrollo. A su turno el máximo represente de Goldcorp anunció que acompañaría a través de la administración de un Fideicomiso que entraría en vigencia en 2015 y que permitirá al municipio recaudar el 1% de las ganancias anuales. Por su parte Patagonia Gold se limitó a afirmar “vamos a continuar acompañando tomando en cuenta las prioridades”.

 

Las “respuestas” ampliadas de las empresas y de las autoridades locales

Realizada la primera ronda de intervenciones de representantes corporativos, quedó de manifiesto, con excepción  de Patagonia Gold,  que las respuestas de las empresas no fueron bien recepcionadas por los locales. ¿Por qué ocurrió esto?; ¿Por qué sólo las palabras de Patagonia Gold parecieron tener una recepción más acorde con las respuestas que las autoridades esperaban de esa reunión? Es claro que los representantes de Goldcorp y Minera Santa Cruz hablaron desde sus situaciones particulares, desde sus “times” y realizaron una lectura desde sus racionalidades, y no desde el entendimiento de las racionalidades de la cultura política de la comunidad. De hecho, Goldcorp ha puesto desde su área de RSE sólo en los últimos años unos 12 millones de pesos en la comunidad; y Minera Santa Cruz ha sostenido un presupuesto considerable en sus políticas de RSE, la Agencia de Desarrollo, y ha entregado sumas considerables para gastos corrientes de la Municipalidad. Curiosamente Patagonia Gold, es la empresa con menos ventajas de aportar dada su escala de negocios, pero ese día los locales le reconocieron el cumplimiento con el empleo local y la voluntad de sentir que hablaban en el lenguaje esperado. Pero el corporativo, no sólo corrió con la ventaja de ser el último en hablar, sino que es quien lidera desde el año 2008 una empresa que “cacarea” con un certificado de contraprestación a favor de la comunidad cada pequeño aporte comunitario que efectiviza. Patagonia Gold, sin prensa mediática de por medio, se la conoce como una empresa a la que no se puede ir a pedir donaciones sin ofrecer una contraprestación para la comunidad, se la cataloga como “Ratagonia” por su limitados aportes económicos. Tal vez, su tamaño, el cara a cara de sus empleados, que no se han convertido en élite local y residen en barrios especiales, y el trabajar aportando con el “know how” de sus propios empleados le ha llevado en cierta forma a ser exitosa en cambiar trabajo por dinero. Sería la propia Intendenta quien les señalaría a las empresas que estaban pidiendo prioridades, definición de tiempos, y advirtió de estar ante una eventual emergencia; defendió que lo que se presentaba era parte de la planificación y que el Fideicomiso era a partir del 2015 (entra en vigencia el 2016) y señalo que se avecina un colapsamiento de los edificios educativos y no obvio el rol del Estado, pero aseveró “son las empresas las que pueden ayudar en este momento”. Junto con esta intervención una batería de nuevas intervenciones de las autoridades locales se unificaron para remarcar que las capacitaciones que se hacen luego no incorporan a los locales mientras que un legislador se limitó a preguntar: ¿Cuándo y cuánto?

 

Entender el contexto versus la perspectiva de los “Big Man” de la minería

Tal vez, el no entendimiento de los contextos culturales es el gran error de las corporaciones, pues al mediar la representación de los accionistas por representantes que distribuyen mucho dinero con criterio individual y lo hacen en nombre de sus accionistas, eliminan toda posibilidad de acumular sus activos de sustentabilidad en un proceso comunitario de mediano y largo plazo a favor de sus corporaciones. Todo indicaría que en la comunicación en primera persona Minera Santa Cruz y Goldcorp hablaron en frecuencia corporativa y no de la comunidad. Esto no es raro en minería, siendo común en el mundo empresarial que con facilidad se identifique rápidamente los errores de la racionalidad comunitaria y de la cultura política; pero también es común que esa visión sólo pueda adquirir visibilidad de los problemas del desarrollo local en situaciones de análisis, pues a la hora de terminar las reuniones se retrotraen a su agenda y “times” empresariales. Ya dentro de la picadora empresarial, vuelven a delegar las acciones que llaman sustentabilidad a los “Big Man” que interaccionaran con la comunidad y les darán dinero de los accionistas para distribuir–en muchos casos- discrecionalmente y en nombre de lo que en forma individual ellos entienden y traducen como sinónimo de “desarrollo”, algo que suele estar muy lejos de lo que la diversidad de los actores locales y provinciales entienden por ese concepto.

 

La gran ausente I: “Memoria” reciente

No es la primera vez que se demanda una agenda de reivindicación de servicios urbanos a las empresas mineras. Allá por el año 2008 se dieron dos reuniones sucesivas en pleno contexto de exploración avanzada; y en Agosto del 2012 se dio la tercera reunión de éstas características. En ésta última estuvieron el Ing. Mayoral, actores de la minería, intendentes y legisladores del territorio. El objetivo de la cumbre consistió en “dirimir políticas productivas y evaluar el impacto social de la minería en cada localidad” en lo que se llamó “una suerte de audiencia pública”. Los temas: Compre local, empleo local ley 70/30, Unidad de exploración de Cal, capacitación, reclamo de instalación de oficina en las localidades mineras. El 29/09/2012 se realizó la quinta reunión de estas características en Santa Julián con semejante agenda y una programación de 30 días para continuar en Puerto Deseado. Esta última jamás se realizó. También hace dos años el propio Gobernador de la Provincia había advertido a las mineras que no debían reemplazar al Estado construyendo escuelas y hospitales, la particularidad de esta quinta reunión en la Provincia y cuarta para Perito Moreno, es que se trató de la presentación de un plan de obras más organizado y centrada la expectativa de una respuesta “aquí” y “ahora” sin recordar las palabras del gobernador.

 

La gran ausente II: la “memoria” fundante que hay que silenciar

Bilardo-PS

En la reunión del 6 de Octubre ninguno de los locales recordó que el año 2008 las tres empresas habían comprometido pública y documentadamente que: Minera Santa Cruz- Proyecto San José (Huevos Verdes) potenciaría la Agencia de Desarrollo; que OPSA-“Cerro Negro” potenciaría como proyecto “estrella” el Plan Agropecuario denominado ‘Unidad de gestión de Lechería y Derivados (UGSL)’ el cual buscaba convertirse en un símbolo de reconversión agropecuaria a pequeña escala industrial; y que Patagonia Gold se ocuparía de la dimensión patrimonial y arqueológica de la identidad local. Tampoco nadie se acordó que en común se comprometieron y firmaron con las autoridades locales que el año 2012 no habría ningún estudiante que viviendo en Perito Moreno no tuviera acceso a la educación Universitaria. Tampoco nadie recordó que ese lineamiento estratégico se comenzó a efectivizar con la compra de cuatro viviendas en Comodoro Rivadavia para estudiantes universitarios, que se subsidió a la Cooperativa local de Internet para disponer de conectividad para crear un polo de Educación mediante aulas virtuales, y que se inició un expansivo plan de becas universitarias que hoy alcanza casi el centenar de estudiantes pero que nadie controla. Desde entonces Patagonia Gold sigue viviendo de la renta social que le da apoyar sostenidamente las investigaciones del CONICET en arqueología; la Agencia de Desarrollo es sostenida por Minera Santa Cruz a nivel operativo y languidece en sus esfuerzos por inexistencia de gestión profesional, la Unidad de Gestión Social de Lechería se retiró de la relación con Goldcorp y tiene seria dificultades de organizarse y fue rescatada por Minera Santa Cruz inicialmente y hoy por el Estado nacional. El caso la UGSL es testimonial acerca de cómo con complicidad de empleados locales de Goldcorp se destruyó un esfuerzo corporativo de años. Por entonces el “Big Man” de Goldcorp Gustavo Cabrera, trato en enero del 2011 a los miembros de la fundación UGSL de “ineficientes”, “caros” y “sospechosos” de transparencia. Tal vez, pocos recordaran que el peruano Gustavo Cabrera prometió allí -donde humilló a los locales- que Goldcorp traería la “modernidad”, la salud, la educación y la urbanización a Perito Moreno. Estuvimos allí y vivimos esto. Curiosamente tampoco algunos recordaran que ese día sólo el Intendente Guillermo Bilardo fue capaz al instante de señalarle al “Big Man” de origen peruano que los peritenses y argentinos no aceptarían semejante humillación. Con seguridad Gustavo Cabrera ha sido premiado en un cargo corporativo de más alto nivel, y nunca habrá informado a su corporación que ese día sello la imagen de lo que sería Goldcorp definitivamente para actores claves del territorio.

Por Magister Mario Palma Godoy – Especial para Observador Central

Download PDF
Año - Edición -

No hay comentarios

Agregar comentario