Año 5 - Edición semanal - ISSN 2422-7226

YPF subió 29 equipos en todo el país en los últimos días

ISSN 2422-7226

Año 5 / Edición XXIX / Caleta Olivia / 25-08-2020 / ISSN 2422-7226

La suma es entre Chubut, Santa Cruz y Mendoza y forman parte de los acuerdos con los gremios de esas provincias. Del total solo 3 son perforadores.

Las negociaciones entre YPF y los gremios petroleros de Río Negro, Neuquén y La Pampa se dilataron más de lo que se esperaba y mientras la actividad en la Cuenca Neuquina no repunta, entre Chubut, Santa Cruz y Mendoza la petrolera de bandera subió 29 equipos. 

La treintena de equipos responde a un plan general de la compañía que, como puntapié inicial, fijó la reactivación de 47 equipos en total. La hoja de ruta fue diseñada en acuerdo con los gremios petroleros de las tres provincias y es ampliable de la mano con el incremento en la demanda de hidrocarburos en el mercado interno. 

Una dinámica similar pero adaptada a Vaca Muerta y a los desarrollos locales es lo que YPF tiene entre manos para la cuenca. Sin embargo, hasta hoy las negociaciones con el gremio no han sido exitosas y ahora Petroleros Privados también presiona por abrir las paritarias. 

En detalle, de los 22 equipos que la petrolera se comprometió a subir en Santa Cruz hay 14 activos, en total son 11 son pullings, 9 workovers y 2 perforadores. En Chubut anunció la reactivación de 13 equipos, 8 pullings, 4 workovers y 1 perforador y ya hay 10 arriba. A menor escala, en Mendoza, la firma acordó subir 12 equipos, la mitad pullings y la otra mitad workovers, de los cuales 5 ya volvieron a los yacimientos. 

Esto significa que volvió a operar el 61% de los equipos a los que se comprometió la petrolera con los gremios y según el cronograma oficial al que tuvo acceso el sitio Energía On, en los próximos días se completará lo acordado. Vale señalar que hace unos dos meses no había ningún equipo activo, no solo de YPF sino tampoco del resto de las petroleras que operan en el país. 

La reactivación de equipos en las otras cuencas se acordó y se comenzó a ejecutar en un contexto de alto nivel de incertidumbre, principalmente por la baja demanda de hidrocarburos a nivel local y de un precio del petróleo sostenido en el mercado local por el gobierno nacional.  

Si bien hoy el escenario no es el óptimo, algunos factores condicionantes mejoraron en el último tiempo: el precio del petróleo se acomodó en el orden de los 45 dólares por barril, Nación presentó un nuevo Esquema del Gas, el precio en los surtidores se modificó luego de más de un año, la restructuración de la deuda alejó los fantasmas del default y gobierno anunció la fabricación de la vacuna contra el coronavirus. Claro que todos estos factores no tendrán un impacto inmediato, pero anticipan un arranque de 2021 con un poco más de aire. 

Con la amenaza de paro del sindicato que lidera Guillermo Pereyra, el pedido de diálogo de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la convocatoria del vicepresidente de Upstream No Convencional de YPF, Pablo Iuliano, a los gremios de la región, pareciera que Vaca Muerta está hoy en la cumbre del conflicto que comenzó hace más de un mes y medio. Por ahora, los equipos en la formación deberán seguir esperando. 

Fuente: Energía On

Download PDF
Año - Edición -

No hay comentarios

Agregar comentario