Año 3- Edición 86 - 13-03-2017 ISSN 2422-7226

 “A los jóvenes hay que darles espacio porque son nuestro futuro, y nosotros debemos enseñarles a ser buenos políticos”

ISSN 2422-7226

Puerto Deseado, 08/09/2014. “A mi podés preguntarme lo que quieras que yo te lo voy a contestar”. La que dijo esto con total naturalidad es Ana María Parejas, una de las integrantes del Concejo Deliberante de Puerto Deseado. Sin duda que su impronta queda reflejada en esta corta oración: Ana María es una mujer que no teme decir lo que piensa con total sinceridad, como se dice popularmente, sin pelos en la lengua, bien “de frente”. Pero esto no quiere decir que de su boca salgan conceptos livianos o vacios, sino todo lo contrario. Ideas bien meditadas y ”mucha calle” se conjugan en un discurso que llega directo a quien lo escuche.

De extracción justicialista, Parejas es una funcionaria formada y criada en el barrio con una inclaudicable vocación de servicio. “Yo soy instructora de equinoterapia y me dedico a la asistencia con animales para chicos con capacidades diferentes, actividad que sigo ejerciendo aunque ahora  ad honorem. Además, antes de entrar al Concejo Deliberante, también estaba como presidenta de la Junta Vecinal Andrés Randisi, donde todavía sigo. No abandoné ninguna de las actividades fuertes que hacía antes de entrar al Concejo”.

Ana María llegó a su cargo hace casi tres años, tras ser convocada de forma inesperada por el sector de Arturo Rodríguez. “Siempre me gustó hacer política”, comentó, “vengo del viejo peronismo”. En 2011,  vino Carlos “Tate” Rodríguez con unas encuestas sobre imagen positiva de las que yo no tenía ni idea. Las mismas me habían dado muy buen resultado, en cuanto a mi perfil, y entonces fue así que me ofrecieron integrar la lista de concejales”, completó. Fue en este momento en que sintió que sus inquietudes, que siempre había manifestado desde su posición en la Junta Vecinal, podían tener soluciones tangibles. Por fin estaba en un lugar donde ayudar a sus pares era un poco más sencillo.

De armas tomar

Esas problemáticas abarcan temas que preocupan a todos los deseadenses, incluido el que hoy está en boca de todos: la minería. El pasado 2 de septiembre, se reunieron proveedores de Puerto Deseado nucleados en la Cámara de Comercio y directivos de Estelar Resources, con el motivo de ver en qué etapa se encuentra el proyecto minero de Cerro Moro. Entre los asistentes (comerciantes locales y funcionarios públicos) una de las voces que más se hizo sentir fue la de  la Concejal Parejas. “Le pregunté al señor Luis Rivera si los 500 puestos de trabajo de los que hablaron iban a ser en relación de dependencia y sabía positivamente que me iba a mentir”, señaló la funcionaria que parece conocer el tema desde la óptica del ciudadano común y trabajador. “A los jóvenes se les ofrece el retiro voluntario. Y cuando tienen 23 o 24 años y les dan entre 70 mil y 100 mil pesos, ven con buenos ojos la posibilidad de agarrar esa plata. Pero no son conscientes de lo que implica que se vayan a quedar sin trabajo. Después se van a encontrar con la dificultad de que, cuando la mina comience realmente con su actividad y nosotros reclamemos por los puestos de trabajo, la empresa nos va a decir ‘tomamos gente de Puerto Deseado y renunció’”, explicó. Pero más allá de poner el foco en este problema puntual en la reunión con comerciantes y empresarios, es evidente que Ana María considera vital que la gente se encuentre alerta sobre un tema de tanta relevancia: “El 15 de septiembre tenemos otra reunión de la Comisión de Seguimiento Minero, que se creó en el Concejo Deliberante. Antes hacíamos las reuniones en la biblioteca pero consideramos que acercarnos a los barrios nos va a permitir mantener un poco más informada a la comunidad de que se trata el trabajo que viene haciendo la Comisión”.

Pero la Comisión de Seguimiento Minero no es la única que integra esta mujer peronista. Consciente de la importancia de la actividad pesquera para la localidad, también forma parte del Consejo Pesquero, que hoy se encuentra en estado de alerta por las posibilidades de que se lleve adelante una prospección sísmica en Chubut que puede afectar la actividad tanto en Caleta Olivia como en Puerto Deseado. Es evidente entonces que le parece vital mantener un trabajo en equipo para afrontar las dificultades del día a día de esta ciudad en crecimiento, aún cuando eso signifique hacer causa común con otras fuerzas, algo que parece no molestarle. “Los cinco concejales pertenecemos a sectores distintos, más allá de que somos todos peronistas. Cuando decimos que vamos a trabajar en conjunto lo hacemos. Por ejemplo con la minera, la premisa era que no nos pasen por encima, y si hay una reunión con ellos vamos todos o no va ninguno”.

La clave está en renovar y crear nuevos espacios

No se descubre nada en esta nota si se dice que la política es la única vía para resolver los diversos problemas que sufren las sociedades. Pero ninguna política está bien hecha si se practica con hermetismo, una y otra vez con los mismos actores sociales eternizados en el poder. Por eso la Concejal Parejas considera que es clave ir en busca de la renovación. “A los jóvenes hay que darles espacio porque son nuestro futuro, y nosotros debemos enseñarles a ser buenos políticos, no funcionarios corruptos. Pero para que esto suceda hay que darle la posibilidad de que participen, de que los escuchen. Yo trabajo mucho con los jóvenes en este barrio”. Esto último se ve reflejado en la frecuente organización de actividades que llevan adelante desde la junta vecinal, actividades que apuntan al desarrollo de los chicos. “Queremos traer algún taller de oficio a la vecina, ya que si logramos que se inserten, estaríamos ayudándolos mucho”, remarcó, algo que evidentemente los jóvenes de Deseado necesitan con urgencia. “En Puerto Deseado estamos tapados de droga. Y además, me preocupa cuando se habla de la droga como si solo fuese marihuana y cocaína. ¿Qué pasa con los que se drogan con lo que encuentran?”, sostuvo haciendo referencia a los chicos de los más bajos sectores que consumen poxiran por ejemplo.

Por su forma de ser, Ana María no puede quedarse de brazos cruzados cuando ve esas problemáticas. “En la vecinal traemos a los chicos de la REMAR que hablan en contra de la droga y también trabajamos en conjunto con Fabián Díaz, Gustavo Guevara y hemos tratado de ayudar a papás a través de esta asociación. Es todo un tema y lamentablemente hay políticos que no lo quieren ver”, denunció muy preocupada sobre el final.

El 2015 con nuevos desafíos en puerta

Estoy trabajando con la Diputada Selsa Hernández en un espacio provincial de mujeres peronistas. En lo que respecta a mi futuro político dentro de la localidad aun no sé si voy a seguir de concejal, todavía no hemos hablado de las candidaturas a nivel local. El año que viene veré donde me encuentro parada, pero sé que va a ser siempre dentro del peronismo y apoyando la gestión del gobernador Peralta”, dijo sin dudar. A todas luces, esa falta de medias tintas es lo que marca a Ana María Parejas, y la convierte en un personaje público para mantener en la mira en vísperas electorales.

Por Gustavo Alegre para OBSERVADOR CENTRAL 

Download PDF
Año 3- Edición 86 - 13-03-2017

No hay comentarios

Agregar comentario